Quantcast De vuelta y media: septiembre 2009
Cargando

viernes, 11 de septiembre de 2009

Trabajo Decente y sin muros

Hoy más que ayer las condiciones laborales corren  riesgo de ser rebajadas. Hoy más que ayer, el trabajo digno necesita que nos posicionemos y lo protejamos de los nubarrones que hace tiempo se aproximan por el horizonte.

Y con "trabajo digno" me refiero al desarrollado en un entorno que, frente a la óptica empresarial que entiende a las personas como herramientas, defienda una visión en la que el instrumento es el trabajo y las personas son el objeto último sobre cuyas necesidades se han de articular normas y estructuras.

La crisis económica, que no debemos olvidar es fruto de la codicia desbocada de quienes manejan los resortes de la economía, está sirviendo de argumento para exigir recortes en los derechos y las condiciones laborales.

El actual modelo persigue un crecimiento que se ha destapado como insostenible y basado en espejismos de seguridad y control. Un modelo que se apoya en una creciente desigualdad global y que, ahora confía en perpetuarse a costa de hipotecar la seguridad y los derechos laborales de quienes no participaron en la quiebra.

La Confederación Sindical Internacional, como el año pasado, vuele a convocar una jornada de movilizaciones en defensa del Trabajo Decente y, como el pasado año, considero importante hacerme eco de la misma.

Aunque este año con precisiones.

No niego que para parte del colectivo empresarial las personas inmigrantes son  mano de obra  dócil y barata. Pero tampoco comparto, y no soy el único, la actitud a ratos pasiva, a ratos ambigua y a ratos abiertamente hostil, de los sindicatos ante el acceso a mercado laboral de personas inmigrantes.

Los recortes de las condiciones laborales se han de enfrentar en ámbitos de negociación, reivindicación y presión, pero nunca apoyando la limitación en el acceso a las mismas oportunidades de quienes buscan trabajar. Vengan de donde vengan.

Dejar a las personas inmigrantes al margen en la defensa de los derechos laborales es dar la espalda a la razón de ser de los sindicatos y supone hipotecar su credibilidad ante quienes son, pese a quién pese y a pesar de los muros, ciudadanos y trabajadores como nosotros.

Por ello, si. Trabajo decente y sin muros. Por eso, si, allí estaré.

Vía: Otro mundo es posible.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Y como has llegado aquí?

Gracias a Alonso Ávila he conocido un interesante proyecto que, vía web, recoge los motivos, expectativas, añoranzas y satisfacciones de personas inmigrantes establecidas en Andalucía.
La posibilidad de reducir a otra persona a una imprecisa imagen cargada de ideas preconcebidas se complica cuando escuchas, o en este caso, lees sus opiniones, esperanzas y desengaños. Es muy distinto cuando se tiene un espacio y una posibilidad para decir: soy yo, soy así y así he llegado hasta aquí.
Las historias en primera persona derriban muros y ayudan a desdibujar los estereotipos.
Desde marzo pasado hasta hoy una treintena de personas de diecisiete países han tenido ese espacio gracias a este proyecto cuyo éxito completo pasaría por que esas voces puedan llegar a quienes les miran desde la otra acera sin intención de replantearse sus prejuicios.
Todo se andará. De momento a mi me parece una iniciativa a destacar y compartir.

viernes, 4 de septiembre de 2009

El contraste más allá de las luces y las sombras


Una imagen cargada de paz, pero capaz de inquietar conciencias no fosilizadas.
Es el retrato, firmado por Maysun Abu-Khdeir Granados, de un "Bebé palestino realojado tras la destrucción del campo de refugiados de Naher el Bared. Líbano. 2007.", y resultó ganador del concurso FotoActivate organizado por InspirAction.
No me gusta la tendencia a abusar de las fotografías de menores como resumen de realidades y conflictos que tienen muchos más vértices. No me gusta que el margen de reacción ante estas realidades se limite a la compasión...
... pero me gusta esta imagen. Quizá sea porque está cargada de contrastes que van mas allá de las luces y las sombras.