Quantcast De vuelta y media: inmigración y convivencia: retos para 2009
Cargando

martes, 13 de enero de 2009

inmigración y convivencia: retos para 2009

El cambio de año tiene un punto simbólico de paso de página que incita a pararse a mirar adelante anticipando lo que está por venir.

2009 promete ser un año cargado de retos para fenómenos como las migraciones y la convivencia intercultural y es que la situación económica va a condicionar enormemente la evolución de los mismos.

La vulnerabilidad ante el desempleo y el riesgo de exclusión social de muchas personas inmigrantes son mayores al contar con una menor red de apoyo, estar ocupadas en algunos de los sectores laborales más afectados y disponer de menor seguridad laboral.

Además, a las dificultades asociadas a la situación económica y sus correlatos laborales, hay que sumarle los ya mencionados e inminentes cambios en varias leyes (la de inmigración y la de asilo), las próximas elecciones europeas, vascas y gallegas o el aumento de los conflictos bélicos, del hambre y las enfermedades en muchos países.

Sin embargo me gustaría detenerme en otra cuestión no tan obvia. A lo antes planteado habría que sumar uno de los, a mi parecer, mayores retos que asoman en el horizonte, y que aún estando más o menos latente en los últimos tiempos, podría verse precipitado por la crisis económica.

Me refiero a la aparición y crecimiento de ideologías populistas que utilicen a la inmigración como chivo expiatorio dificultando, y condicionando en un futuro, la convivencia intercultural.

En un entorno marcado por las limitaciones en los recursos (económicos, laborales, sociales, etc...) la frustración de quienes han perdido o no consiguen acceder a los mismos puede volcarse en aquellas personas a quienes se ha venido, directa o indirectamente, cuestionando su legitimidad para disponer de los mismos.

Ante semejante riesgo cabe por un lado mantenerse alerta frenando su aparición, y por otro trabajar, más de lo hecho hasta la fecha, en la convivencia y en la prevención de la exclusión de unos y otros grupos.

Es importante también vigilar aquellos discursos públicos y actuaciones que trasmiten a quienes ha participado en la creación de la época de bonanza que no forman parte de esta sociedad. De las lecciones a aprender de nuestro entorno europeo una de las más relevantes es que el choque entre las necesidades materiales (que no permite cambiar de entorno) y la animadversión social (que hace deseable dicho cambio, genera aislamiento y trasforma la convivencia en una tensa cohabitación.

Imagen (bajo licencia CC): Reveillon (Fabio Raphael)

No hay comentarios: