Quantcast De vuelta y media: octubre 2008
Cargando

martes, 28 de octubre de 2008

¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros?

¿Quienes son los bárbaros? Tzvetan Todorov, reciente Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, lo tiene claro.

Los bárbaros son los que consideran que los otros, porque no se parecen a ellos, pertenecen a una humanidad inferior y merecen ser tratados con desprecio o condescendencia. ... Ser civilizado significa ser capaz de reconocer plenamente la humanidad de los otros, aunque tengan rostros y hábitos distintos a los nuestros; ... Nadie es definitivamente bárbaro o civilizado y cada cual es responsable de sus actos.
Estoy de acuerdo. No hay bárbaros... hay barbaridades.

Sin embargo nos vendría muy bien que existiesen. Creo que inventamos a los bárbaros a imagen de nuestros miedos. Creo que los usamos como excusa de nuestras debilidades.

A ellos, los bárbaros, los otros, se les atribuye todo cuanto no queremos reconocernos.

El otro día oí de pasada unos versos que me fascinaron. Tirando de la cuerda descubrí que pertenecen a un fantástico poema de Constanino Cavafis, titulado "Esperando a los Bárbaros". Os dejo un extracto
-¿Qué esperamos congregados en el foro?
Es a los bárbaros que hoy llegan.

...

-¿Por qué empieza de pronto este desconcierto
y confusión? (¡Qué graves se han vuelto los rostros!)
¿Por qué calles y plazas aprisa se vacían
y todos vuelven a casa compungidos?

Porque se hizo de noche y los bárbaros no llegaron.
Algunos han venido de las fronteras
y contado que los bárbaros no existen.

¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros?
Esta gente, al fin y al cabo, era una solución.
¡Ahí es nada!

Imagen (bajo Licencia CC): http://www.flickr.com/photos/jef_safi/1963340571/

lunes, 20 de octubre de 2008

El pacto europeo de inmigración y asilo. ¿una tela de araña?

No tengo muy claro en que ha quedado el "pacto europeo de inmigración y asilo" aprobado esta pasada semana. La clase política acostumbra a tender telas de araña que impiden ver el fondo a la vez que enmarañan a quién trata de profundizar. Este parece un nuevo ejemplo.

Dicen haber cerrado filas en torno a un modelo de inmigración compartida, pero el "pacto" deja a cada país delimitar sus propios instrumentos y criterios para aplicarlos. Dicen haber sentado las bases de una política común aunque, antes que unificar criterios, optan por una redacción lo suficientemente ambigua como para permitir interpretaciones varias. Se jactan de la unanimidad pero, al no incluir más que una serie de recomendaciones, en cuanto soplen otros vientos cualquiera puede descolgarse.

Más bien parece una texto de cara a la galería lleno de guiños a unos y a otros. Me parece una tela de araña en la que enredarse buscarse contenidos de fondo para acabar descubriendo que tan solo hay aire e hilo de pegajosa seda.

Imagen (bajo licencia CC): spiderglasgow (http://www.flickr.com/photos/zeta-oral/274081079/)

miércoles, 15 de octubre de 2008

Pobreza, ¿de qué "efecto llamada" hablabas?

En estos días en que los "planes de rescate" ponen sobre la mesa a cuanto está el kilo de "confianza" entre los bancos, la cuantía de las ayudas y su comparación con los costes que supone hacer frente a la pobreza resultan simplemente obscenos.

Hoy, al hilo del Blog Action Day serán muchos los blogs que reflejen en cifras la proporción de las desigualdades que definen nuestra época, unas desigualdades que tienden a aumentar día a día y cuya constatación es el verdadero "efecto llamada" que motiva a las personas a migrar.

La creciente pobreza que acosa, cuando no asola, a la población de gran parte del planeta impone sus reglas en el día a día. La falta de expectativas laborales o de seguridad, el aumento de la mortalidad infantil o el sida, entre otros fantasmas, dibujan las cambiante siluetas del escenario en el que se decide migrar. Me pregunto en que medida se persigue algo en concreto, o simplemente huir de lo conocido.

Lo que no dudo es de la hipocresía que supone obviar la creciente magnitud que a día de hoy tiene la pobreza cuando se valora la inmigración como un problema en vez de como una consecuencia lógica de la desigualdad.

Migrar es plantar cara a una realidad desequilibrada e histriónica. Es un acto de dignidad y rebeldía frente a un presente y un futuro abocados a la pobreza.

Otras entradas del Blog Action Day que os recomiendo:

Lápices para la Paz: "Porque el verdadero desafío de los próximos años será el arte de gobernar estas nuevas realidades y globalizar la justicia social,"

La otra agenda: "Acabar con la pobreza es posible. El dinero existe, pero las prioridades están en otra parte."

Islas Cies Blog: "Más hechos, menos palabras".

Viaje a la Guerra: "es justamente este colapso del sistema en que vivimos el que nos ofrece la oportunidad de refundarlo"

Im-pulso: "Existen grupos que han impuesto criterios y prejuicios que determinan el estatus social y económico del resto de sus coetáneos"


No hay tiempo que perder: "Una de las nefastas conclusiones a las que erróneamente llegaremos en el día de hoy es que los pobres necesitan caridad, y sin embargo los pobres tan sólo necesitan JUSTICIA"



Imagen (bajo licencia CC): poverty 1 (http://www.flickr.com/photos/16972775@N02/2121436056/)

lunes, 13 de octubre de 2008

si en lugar de descubrir América...


Jan, dibujante genial y sutil observador social, lo clavó. En él pensaba ayer al ver las imágenes de las carrozas que cruzaban Madrid festejando el día de Hispanidad.

En fin... recuerdos de juventud

sábado, 4 de octubre de 2008

Trabajo decente, algo más que una causa

De un tiempo a esta parte se han venido acumulando las amenazas a aquellas condiciones que garantizan la dignidad en las condiciones laborales.

Los intentos de la Unión Europea para deslegitimar a los sindicatos en la negociación de las condiciones laborales es solo el último exponente de un proceso que busca afianzar las desigualdades y la vulnerabilidad de los trabajadores frente al abuso.

Algo que, por otra parte, creo que afecta en mayor medida a quienes ocupan puestos de trabajo no cualificados y a quienes no tienen la cobertura social suficiente como para poder defender sus derechos antes la explotación. Y en esta situación se encuentra la mayor parte de la población inmigrante.

Por ello me uno a la convocatoria que para el próximo martes 7 se ha realizado para reivindicar el trabajo decente. No es poco lo que nos va en ello.

Vía: otromundoesposible

Actualización 06/10/2008: Manifiesto conjunto de diversas organizaciones de ayuda a personas inmigrantes a favor de la reivindicación por un trabajo decente