Quantcast De vuelta y media: mayo 2008
Cargando

jueves, 29 de mayo de 2008

Directiva europea de retorno de inmigrantes: Presiona!

La llamada "Directiva de la vergüenza", una vez salvado el primer escalón pasa ahora a debatirse en el Parlamento Europeo.

Allí habrán de valorar si una medida que elimina las garantías jurídicas, ampara las detenciones y enmascara la tortura tiene cabida en esta Europa que somos todos.

Por ello, ... porque hablan en nuestro nombre vale la pena hacer llegar nuestra opinión.

Abraham Canales desde su blog otromundoesposible ofrece un modo ágil de enviar a los/as eurodiputados/as un mensaje de rechazo a la directiva.

Gracias Abraham.

miércoles, 28 de mayo de 2008

retorno voluntario e incertidumbre económica

Incentivar el retorno voluntario mediante la capitalización del desempleo es la medida planteada por el Gobierno de España ante la creciente incertidumbre laboral y económica.

Más allá del contenido, es una medida que a mi me parece sorprendente por el protagonismo que se le ha dado. Fue anunciada por el Presidente del Gobierno y el ministro de migraciones la presenta en foros internacionales, algo que llama la atención a tenor del escaso éxito que dicha iniciativa ha tenido en el pasado.

Los programas de retorno planteados hasta la fecha, incluso cuando incluían microcréditos para abrir negocios en los países de origen, no han tenido una gran aceptación. La OIM, principal entidad gestora de los fondos nacionales para dichos programas solo tramitó el retorno de menos de cuatro mil personas en los últimos cuatro años.

De echo, Manuel Pombo, delegado español de esta organización, proponía esta semana pasada la necesidad de dotar a la medida de más fondos y planificación para "evitar las expulsiones encubiertas".

Desde mi punto de vista, plantear que ante la época de "vacas flacas" las personas inmigrantes van a volver mayoritariamente a sus países de origen es dar la espalda a la realidad y a un concepción de la inmigración como fenómeno estructural de nuestras sociedades y definitorio de nuestra época.

Me parece que tiene sentido incentivar los programas de retorno voluntario, como medida integrada en una política global migratoria y que responde, antes que al miedo, a conceptos como los de migraciones circulares e incluso al, en este caso mal llamado, codesarrollo. Pero darle un papel central como respuesta ante una coyuntura económica de incertidumbre es tan ingénuo como tendencioso.

Imagen bajo licencia CC: rage in eden (http://www.flickr.com/photos/pixelstains/473527674/)

jueves, 22 de mayo de 2008

inmigración, delincuencia y violencia institucional en Italia

El gobierno italiano ha aprobado un decreto que convierte la inmigración irregular en delito, lo mismo que alquilar una vivienda a un extranjero sin permiso de residencia.

De este modo buscan solucionar los pretendidos problemas de "seguridad" creando delincuentes donde no los hay y además han generado nuevo y lucrativo negocio negro de alquileres encubiertos del que a buen seguro se aprovecharán esas boyantes mafias locales que, paradójicamente, siendo delincuentes van a hacer su agosto.

Son medidas que empujan a las personas inmigrantes sin papeles a una vida clandestina y más vulnerable a los abusos y la marginalidad. Una vida entre las sombras, el miedo y la sumisión.

No le falta razón al gobierno italiano cuando dice que el suyo es un país en situación de emergencia debido a la violencia,... pero a la violencia institucional

imagen bajo licencia CC: Swarm (http://www.flickr.com/photos/good_day/211972522/)

martes, 20 de mayo de 2008

hogueras xenófobas

"¿Qué está pasando?". Alicia dejaba hoy esta ahogada exclamación con forma de pregunta en relación a la violencia xenófoba desatada en Italia y Sudáfrica.

Las hogueras han consumido poblados y se han llevado por delante la vida de personas inmigrantes. La gente se ha echado a la calle cegada de una justicia tuerta y pegajosa. Señalan con el dedo "al otro" como origen de sus carencias y limitaciones.

Pobreza, falta de oportunidades, desempleo, ... todos ellos factores que no dudo estarán detrás de la respuesta de quienes se sienten legitimados para imponer su ley.

Sin embargo yo me pregunto si será casualidad que los representantes políticos de uno y otro país mantengan discursos populistas centrados en la inmigración como amenaza para la seguridad.

En Italia, Umberto Bossi, aliado principal de Berlusconi, declaraba que "
si el Estado no cumple con su deber lo hace la gente".

En Sudafrica el Ministro del Interior, Mangosuthu Buthelezi, habla de la amenaza que representan las organizaciones criminales integradas por extranjeros.

En los años noventa en Alemania se cambió el discurso político sobre la inmigración en vista de la mayor aceptación que estaban consiguiendo los partidos de corte xenófobo. No han tenido los mismos reflejos en Italia y Sudáfrica.

Si se enciende una cerilla al lado de un buen combustible la hoguera prende y arrasa poblados y vidas...

Imagen bajo licencia CC: Frozen fire (http://www.flickr.com/photos/bestrated1/17336669/)

jueves, 15 de mayo de 2008

Derechos Humanos

De la mano de Bloggers Unite y AI me sumo a la iniciativa convocada para hoy: escribir una entrada centrada en los Derechos Humanos.

Yo, personalmente hace tiempo que no me sentaba a releer el texto de la Declaración Universal. Os recomiendo hacerlo.

A fuerza de encontrarlas impresas en camisetas, posters o titulares, esas dos palabras: "Derechos Humanos" se han convertido en parte de la decoración de nuestra sociedad, en los apellidos habituales de escenarios que nos son cotidianos.

Y sin embargo el texto, releído hoy, me lleva a plantear una pregunta ¿Quiénes son los protagonistas,... los actores principales en la defensa de los Derechos Humanos?, o dicho de otro modo ¿llevan impresas en sus camisetas esas dos palabras quienes realmente luchan día a día por su defensa?

Sin restar mérito a quienes, hoy y aquí, desde la sociedad civil, los medios de comunicación o el desempeño profesional, dedican su esfuerzo a recordar la fragilidad del respeto a los Derechos Humanos, hay un importante número de personas cuya actitud vital, también hoy y aquí, supone afrontar el reto de hacer efectivos, día a día y en carne propia, esos derechos.

Hay quienes luchan por salir a la calle y desplazarse libremente por un país, simplemente venciendo el miedo a hacerlo sin esos "papeles" en el bolsillo. Quienes resisten la presión y el tiempo de espera sin ceder en su búsqueda de un reconocimiento jurídico y una protección legal. Quienes se niegan al desarraigo y a la soledad. Hay quienes defienden el derecho a pensar libremente haciendo precisamente eso, pensar libremente. Quienes rechazan renunciar a su pasado por contentar al vecino. Hay quienes se niegan a asumir la falta de dignidad y se revelan día a día buscando un mejor futuro. Quienes no aceptan tener que renunciar a nada por el simple echo de haber nacido en un país con menos oportunidades.

Y esas personas, que ni se reconocerían a si mismas como defensoras activas de los Derechos Humanos ni llevan camisetas con esas dos palabras, sin embargo son quienes día a día las llenan de contenido.

Vía: Islas Cíes blog

miércoles, 14 de mayo de 2008

Plazos de internamiento y solicitud de asilo

Si tienes la suerte de nacer en un país donde por defender lo que piensas o pertenecer a un grupo determinado eres perseguido hasta que huyas o te maten y además tienes la osadía de solicitar que, en vigor de los convenios firmados por España, se te reconozca como refugiado, entonces has de saber que ganas el "derecho" a disfrutar de dos meses mas de encierro en un Centro de Internamiento.

Al hilo de la anunciada ampliación de los plazos de internamiento en España, también se quiere aprovechar para cambiar la legislación de modo que a ese plazo se le sume el tiempo de admisión a trámite de la solicitud de quienes pretenden solicitar asilo, añadiendo así dos meses más a su periodo de encierro.

Tal como denuncia CEAR, "el hecho de que el periodo de internamiento quede suspendido cuando se produce una solicitud de asilo supone una penalización adicional para personas que buscan una protección internacional, que está recogida por la Convención de Ginebra sobre los Refugiados que España ha firmado"

Hace ya un tiempo que no pocos españoles y españolas pagaron el atrevimiento de cruzar los Pirineos y solicitar asilo en Francia con un largo periodo encerrados en campos de refugiados. Allí los anfitriones buscaban el modo de convencer a los exiliados a volver a España. No es tan distinto.

Es cierto que ya hace un tiempo, aunque no tanto como para haberlo olvidado.

imagen bajo licencia CC: Escape (http://www.flickr.com/photos/piotramigo/2118106038/)

lunes, 12 de mayo de 2008

La identidad

¿Quién eres?,... más allá de tu nombre y apellidos ¿Quién eres?.

¿eres quienes te rodean?, ¿quienes quieres y te quieren?... ¿eres quienes ya se fueron?, ¿quienes dejaste atrás?, o ¿eres quien está contigo?. ¿Eres a quién buscas?, ¿...a quién aceptas o a quién rechazas?.

¿eres lo que dices o eres lo que haces?

¿eres, acaso, tus límites?, ¿tus esfuerzos?, ¿tus batallas cotidianas?, ... ¿tus derrotas o tu cansancio?. ¿eres tus victorias?... ¿es eso?

O ¿eres tu profesión?... ¿tu título?, ¿tu rango o escalafón?... ¿tu crédito?

¿eres más lo que fuiste, lo que eres o lo que serás? ¿Eres tanto como fuiste... como llegaste a ser?, ... ¿eres tanto como pensaste ser?

¿nunca tomaste prestado lo que ser?, ¿nunca probaste a no ser tanto y a ser un poquito más?

¿eres más lo que dejaste o lo que has encontrado?... ¿encontraste, acaso, lo que jamas creíste llegar a ser?

¿olvidaste, acaso, lo que eres?, ¿lo guardaste tan profundo que olvidaste donde fue?... ¿Te encontraste en el camino?

¿Quién eres?


La identidad: Una verdad a medias 1, 2 y 3

Imagen bajo licencia CC: Walkaway (http://www.flickr.com/photos/meredithfarmer/448966100/)

sábado, 10 de mayo de 2008

Tres nuevos apuntes sobre la directiva de la vergüenza

De las reacciones que en entre ayer y hoy he podido leer sobre la "Directiva de la Vergüenza" y su discusión traigo tres apuntes que creo vale la pena destacar.

En primer lugar las declaraciones de ayer de Alfredo Pérez Rubalcaba que tras señalar la intención del Gobierno de ampliar el plazo de internamiento actualmente vigente, se atreve a decir que "En España nadie va a perder derechos".

O bien las personas inmigrantes sin papeles no son nadie, o bien no entiende como derechos los reconocidos por el artículo 13 de la Declaración de los Derechos Humanos "Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado" o por el artículo 4 del protocolo 4 al Convenio Europeo a los Derechos Humanos "Las expulsiones colectivas de inmigrantes están prohibidas".

El segundo apunte sale de la lectura del artículo publicado hoy por Soledad Gallego-Díaz en el País, que entre otras acertadas valoraciones recoge las palabras del portavoz del PP Europeo, el alemán Manfred Webber: "Los centros de internamiento son instrumentos para presionar psicológicamente a los detenidos".

La tortura, porque se le puede llamar de otro modo pero sería solo enmascarar la realidad, deja de ser una posibilidad o un uso perverso de la Directiva para convertirse desde ya en el objetivo perseguido.

El tercer, y último, apunte es la, desde mi punto de vista, más acertada valoración de las escritas al respecto. En Quilombo, blog que cada día sigo con mayor interés, Samuel escribe hoy:


Cuanto más se centra el debate en el grado, en la modulación de la represión, más nos olvidamos de discutir lo esencial, que es la represión misma. Más nos alejamos de la decisiva cuestión de la creación de estatutos jurídicos diferenciados que permite el vigente sistema de permisos de trabajo y de residencia.

¡Ahí es nada!

Imagen bajo licencia CC: Clausura (http://www.flickr.com/photos/jmferraz/2288063570/)

viernes, 9 de mayo de 2008

Barajas, y las contradicciones de la sala de inadmitidos

Barajas, como todo aeropuerto, siempre me ha resultado un espacio cargado de contradicciones

Un espacio en el que los sueños se concretan o se destruyen; construido para estar de paso, pero en el que hay quién nunca pasa.

Un espacio tan abierto y diáfano como lleno de rincones, cerraduras y rejas; Donde hay quién está de ida, quién está de vuelta y quién simplemente está.

Pero las contradicciones de Barajas nunca han sido tan patentes como hoy: La "sala de inadmitidos" de Barajas resulta un espacio "inadecuado" y carente de los mínimos exigidos por la ley para unos y, sin embargo, "adecuado" para otros, según sentencias dictadas el mismo día y por el mismo juez... eso si para distintas personas.

A falta de conocer los detalles, lo cierto es que huele a nuevo ejemplo de esos juegos de manos tan frecuentes en la aplicación de las normas relativas a la inmigración.

Eso si, Barajas, en su ansia por mantener esas contradicciones tan propias, responde a las salas denostadas, la de inadmitidos, con salas premiadas... ¿Cual? la de la zona VIP de la T4. !Será por salas!

Imagen bajo Licencia CC: T4 Madrid Barajas (http://www.flickr.com/photos/frawis/2081398714/)

miércoles, 7 de mayo de 2008

Europa y la directiva de la vergüenza.

La lustrosa y siempre digna Europa enseña impúdica sus vergüenzas cuando de inmigración irregular se trata.

Contra todo pronóstico el acuerdo sobre la llamada directiva de la vergüenza se ha rechazado esta tarde y retrasado una semana. Contra toda esperanza el motivo no ha sido garantizar los derechos fundamentales que recortaba sino endurecer, aún mas si cabe, sus términos.

La directiva de marras es una norma dirigida a "armonizar" criterios para expulsar a quienes llegan sin papeles y a cuyo texto inicial, creo recordar que de 2005, le han ido limando garantías hasta llegar a la situación actual: Hasta 18 meses recluidos, 5 años sin poder volver y la potestad de tratar a los menores sin familia como adultos... es decir recluibles.

Lo cierto es que teniendo en cuenta el papel franco - italiano en el desarrollo de la propuesta bien podría haberse tratado de una cuestión estética como las que acostumbran sus dirigentes. Así el tiempo de internamiento se habría estirado cual papada tras un lifting estilo Berlusconi, o los menores de edad podrían disfrutar de los mismos efectos sancionadores que los adultos como si contasen con las alzas que permiten a Sarkozy dar la talla.

Pero no es así y la medida trasciende a los réditos populistas de las bravuconadas, agrupando a la mayoría de los estados miembros y desafiando los mínimos elementales de lo que uno cabría pensar que son las sociedades maduras. ¿el paraíso?

Y todo ello al amparo de un objetivo tan tuerto como sordo. Si se pretende conseguir que quienes nada tienen rechacen la esperanza de una vida digna es que aún no han entendido nada.

Parece que esta Europa, que tantas alambradas tendió en su tiempo, parece haber incluido entre sus tan mimados signos de identidad el alambre de espino. Bien mirado el círculo de estrellas se da un aíre, ¿no?

Firma contra la directiva.

Imagen Bajo licencia CC: Europe KK (http://www.flickr.com/photos/diodoro/212620261/)

martes, 6 de mayo de 2008

Una verdad gruesa y sin matices

dark side moon (http://www.flickr.com/photos/wvs/248836009/)Hoy me vendría muy bien ser capaz de recordar algún ejemplo de dignidad. Una historia capaz de plantar cara a esa verdad, gruesa y sin matices, que se confirma cada vez que los distintos estados y organismos internacionales dan la espalda a aquellos pueblos que están atascados en los lodos de la historia.

Esta tarde he acabado una novela que transcurre durante y después de un conflicto bélico: Las dudas y falta de apoyo internacional; Las mentiras y el doble discurso; las expectativas recurrentemente truncadas sobre el posicionamiento de las potencias "afines" y la utilización, moralista o bélica, de los entonces perdedores...

En este caso el conflicto era la guerra civil española, pero las dudas, ambiguedades y el abandono internacional que, durante y después, sufrió la España republicana no son muy distintas de las que hoy sienten en carne propia el pueblo saharaui (¿verdad Alicia?, ¿verdad Salek?),o la población palestina, o tantas y tantos colombianos (¿verdad compañeros?), ...

La ficción de la novela se apoya en decenas de historias concretas. Historias como las que definen hoy la vida de quienes viven en países aislados en sus conflictos. Historias como las que narran quienes llegan a España hoy a solicitar asilo.

Hoy me vendría muy bien ser capaz de recordar algún ejemplo de dignidad. Una historia capaz de plantar cara a esa verdad, gruesa y sin matices, que se confirma cada vez que los distintos estados y organismos internacionales dan la espalda a aquellos pueblos que están atascados en los lodos de la historia.

No tendréis ninguna a mano, ¿verdad?

Imagen bajo licencia CC: dark side moon (http://www.flickr.com/photos/wvs/248836009/)

sábado, 3 de mayo de 2008

El primero de mayo

El Primero de Mayo es, o debería ser, una fecha para recordar que la dignidad en el trabajo, antes que obtenerse, se ha conquistado; que los derechos y garantías, que tan normales nos parecen, costaron más sangre que sudor.

Y sobre todo es, o debería ser, un día para recordar que la línea que delimita la explotación aún tiene la pintura fresca.

Sin embargo, parece que la memoria flaquea cuando en las esquinas más, o menos, oscuras de nuestras calles florece de nuevo la explotación laboral y aumenta la falta de garantías. Cuando en los cruces de carreteras, plazas o estaciones de nuestras ciudades, se eligen a dedo a quienes hoy van a tener la suerte de trabajar y cuando a los fallecidos en accidente laboral se les quita el mono de trabajo para no manchar el nombre de la empresa que hay bordado en el bolsillo.

Creo que el Primero de Mayo debería servir para mirar más hacía a atrás, al pasado, y para mirar más alrededor, al presente. Debería servir para denunciar que, de nuevo, los más débiles, los que menos apoyos tienen, son quienes mayor precio pagan.

Salarios que no se pagan, horarios que se extienden más allá de lo pactado, condiciones imposibles de creer y valoraciones aún más inconcebibles. Acuerdos verbales que se lleva el viento; amenazas y acusaciones como todo finiquito. Humillaciones, vejaciones y silencio que se amparan en una única condición: Que una persona sin permiso de trabajo en España no es un/a trabajador/a... es otra cosa.

Imagen bajo Licencia CC: Work and Unity (http://www.flickr.com/photos/drp/34988312/)