Quantcast De vuelta y media: De la reforma de la Ley de Asilo, o de como meter tijera a la esperanza
Cargando

martes, 23 de diciembre de 2008

De la reforma de la Ley de Asilo, o de como meter tijera a la esperanza

Sekou, Luis Alberto, Nimat, Sandra, Fahtma,... nombres propios de solicitantes de asilo. Personas que abandonaron sus países en busca de protección, perseguidas y amenazadas por su pertenencia étnica, filiación política, creencias religiosas, orientación sexual, genero...

Por mi trabajo, conozco de primera mano las historias de muchas de estas personas. Sus motivos para huir, sus expectativas y esperanzas de conseguir de España, al amparo del derecho internacional de asilo, la protección que su país no quiso o pudo darles.

Una protección a cuyo acceso, España, planea ahora meter la tijera.

El pasado día 5 de diciembre el Consejo de Ministros remitió a las Cortes el proyecto de la nueva Ley de Asilo que regula dicho derecho en España. El nuevo texto limita considerablemente las posibilidades de conseguir de España el reconocimiento y la protección del Estatuto de Refugiado.

Dejadme entrar en detalles.

Leer el post completo...

Muchas de las personas que hoy son refugiadas en nuestro país, o que aspiran a serlo, abandonaron sus países cruzando las fronteras de países vecinos.

Si bien es cierto que al cruzar esas fronteras, muchas veces, las amenazas directas desaparecen, también es cierto que en estos países vecinos se concentran el 80% de los refugiados, la mayoría aislados en campos, y que las condiciones sociales y las posibilidades de futuro en dichos campos están totalmente devaluadas.

Quienes llegaron a España optaron por seguir viaje, no aceptando las duras condiciones de los campos de refugiados, la persistencia del conflicto que se da en los mismos, el rechazo de la población local, la falta de esperanza y de posibilidades de futuro. Muchos trataron de volver a su país, pero al hacerlo lo que encontraron no era lo que habían dejado. La Guerra deja heridas difíciles de cerrar.

Con la nueva ley estas personas no podrán obtener el asilo en España. En algún momento pasaron por los ahora llamados "Países Seguros" que son aquellos en los que no hay conflictos bélicos o amenazas similares a las que les hicieron huir, independientemente de las condiciones que puedan ofrecer y del grado de respeto por los Derechos Humanos que aseguren. Puedes elegir escapar para no perder la vida, pero no puedes elegir donde vivir en adelante.

Otro ejemplo

El año pasado, 2007, un alto número de personas iraquies solicitaron asilo en determinadas embajadas españolas.

Con la nueva ley ya no podrán. Se elimina la posibilidad de solicitar asilo en las delegaciones diplomáticas, aún contra el posicionamiento del Consejo de Europa

Otro mas:

También a finales del pasado año, un importante número de personas colombianas no fueron devueltas a su país gracias al funcionamiento de cierto mecanismo de control.

Sus solicitudes de asilo habían sido inadmitidas en un procedimiento tan cuestionable como para que el ACNUR, poco proclive a criticar la instrucción de los expedientes, hiciese valer su potestad para paralizar las devoluciones emitiendo un informe de apoyo a cada caso.

El papel del ACNUR, como garantía ante posibles excesos, también queda modificado en la futura ley. Desaparece su papel en el procedimiento en frontera y la posibilidad de paralizar las devoluciones.

Un último ejemplo:

La nueva ley introduce otro elemento a temer: Los procedimientos abreviados que, contra lo que las organizaciones de defensa del derecho de asilo venimos solicitando, sacrifica aún más la posibilidad de un estudio individualizado de cada caso.

Las vidas de quienes viven en una determinada región o de quienes pertenecen a un grupo determinado no pueden equipararse, como no son equivalentes mis circunstancias de las de otro varón con mi edad y que viva en mi ciudad. Sin embargo esos "procedimientos abreviados" amenazan con utilizar indicadores de estos tipos como criterios de valoración, obviando las personales circunstancias que pueden haber llevado a una persona a ser amenazado.

Esta ley recorta el ejercicio del derecho de asilo...

Sus promotores dicen que la nueva ley trata de evitar el abuso por parte de quienes emigraron por motivos económicos, sin embargo el número de solicitudes de asilo a descendido el presente año... justo lo contrario que la inmigración económica.

Desde mi punto de vista los abusos son los planteados por la Administración... la política de lucha contra la inmigración irregular y de control de fronteras están limitando las posibilidades de acceder a España y solicitar asilo de quienes tuvieron que huir y son perseguidos.

¿Buena fe?, ¿transparencia?... El borrador de la nueva ley de asilo no fue presentado oficialmente a las organizaciones sociales especializadas en el derecho de asilo hasta tres días antes de enviarse al Consejo de Ministros. Por algo habrá sido, ¿no?


Manifiesto de CEAR en defensa de la Ley de Asilo

Imagen (bajo licencia CC): psi/cut de piXo

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Tremendo amigo José Luis. Los refugiados no tendrán dónde refugiarse y serán carne de sus opresores. Si tienes más información sobre este tema mándamelo a mi email que quiero publicar una entrada y ayudar con mi granito de arena.
Un abrazo.

Salud y República

JLuis dijo...

Se les deja a su suerte, Rafa, sin mayor posibilidad que tragar. Te envío los vínculos por correo.

Un abrzote

Anónimo dijo...

es muy triste ver como la política cierra los ojos ante los miles y millones de personas necesitadas,...
es algo que he vivido y la desesperación e impotencia son lo principal que golpea
un abrazo y muchas gracias por tu voz
Boris

June Fernández dijo...

No sabía que fuera posible limitar más un derecho que sólo era reconocido a una ínfima parte de las personas que lo reivindican. Veo con tristeza que así es y que además se hace en nombre de la puta crisis. Crisis que no genera racismo, sino que evidencia el que ya estaba ahí.

Es grotesco que una persona que huya de la Guerra de Irak no pueda pedir asilo a uno de los países que la legitimó. Es grotesco también que las personas que huyen de la violencia machista y homófoba no encuentren cobijo en este país cuyo gobierno se jacta de ser referente en combatir ambas discriminaciones.

Pero, de todas formas, respecto a su argumento, me parece repugnante racanear con la condición de refugiado. ¿Motivos económicos? ¿La campesina a la que una multinacional española le ha dejado sin tierra no merece nuestro respaldo? ¿Huye motivada por cuestiones económicas o empujada por un sistema que también es político?

JLuis dijo...

Si Boris, la indefensión de quién ve como su futuro está en manos de una Administración que te mira con desonfianza y que de partida niega tu credibilidad, es terrible...

Gracias a ti por estar ahí demostrando con la proximidad de tu voz que las distancias son medidas subjetivas

Un abrzo

JLuis dijo...

June, no te falta razón. Pero al paso que vamos la palabra refugiado en nuestro país, va a sonar a pasado y lejanía...

Un abrzo