Quantcast De vuelta y media: violencia de género e inmigración
Cargando

lunes, 10 de noviembre de 2008

violencia de género e inmigración

Hace un par de años una noticia me sorprendió de camino al trabajo. No casaba con cuanto conocía sobre las migraciones y sobre la violencia machista.

Según el periódico la Razón el 78% de los hombres condenados por violencia de género eran extranjeros. El titular no solo aparecía en la portada del periódico, sino que, igual que yo, todo el mundo que escuchaba Radio Nacional aquella mañana lo pudo escuchar.

Sin embargo el dato era erróneo. El artículo se basaba en un informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial y ese 78% correspondía al número de hombres, españoles e inmigrantes, condenados del total de enjuiciados.

El porcentaje de inmigrantes representaba realmente el 30% del total de los condenados. Un dato elevado pero que se presta a buscar explicaciones sin caer en el delirio de ese 78% publicado y repetido al amparo del estereotipo.

Sin embargo, aunque sin llegar al esperpento de aquel primer dato, durante estos dos últimos años la incidencia de la violencia machista en la población inmigrante ha ido aumentando significativamente.

En el primer trimestre de 2008 los datos de mismo Observatorio muestran que el porcentaje de hombres inmigrantes condenados ha aumentado cinco puntos con respecto a aquel primer trimestre de 2006. Además el porcentaje de hombres inmigrantes encausados aumentó en ocho puntos.

Según las últimas cifras publicados por el Ministerio de Igualdad respecto a las víctimas mortales de la violencia de género el 43,4% de las mujeres que han fallecido este año y el 41,5% de los "agresores" eran extranjeros. No siempre ha sido así, apenas hace dos años estos porcentajes eran la mitad.

Ignacio Muro plantea, y coincido con él, que las medidas puestas en marcha para proteger a las mujeres españolas no tienen la misma eficacia en el caso de las mujeres inmigrantes y, si queremos hacer extensiva dicha protección a todas las mujeres, hay que analizar los porqués de el fracaso en la lucha contra la violencia de género en la población inmigrante.

Es necesario, y parece que en esa línea se trabaja, adoptar medidas específicas para combatir la violencia machista en la población inmigrante implicando a todos los ministerios relacionados con el fenómeno migratorio.

En este sentido es importante destacar el riesgo de atribuir todo el peso a la pertenencia a las "culturas pratriarcales" de los países de origen. Las personas inmigrantes, en efecto, provienen generalmente de países en los que el machismo está muy arraigado, pero a esto hay que sumarle determinados condicionantes legales y situaciones de vulnerabilidad y desprotrección asociadas al proceso migratorio.

La carencia de una red social estable, la falta de cobertura familiar, la inseguridad económica, la vinculación en ciertos casos del permiso de residencia al de la pareja, etc. son aspectos destacados sobre los que, contra lo que ocurre con los apectos culturales, se puede intervenir inmediatamente y esto, cuando hablamos de violencia, ya es mucho.

La inminente reforma de la ley de extranjería debería incorporar elementos de protección que tomen en cuenta el callejón sin salida en que se puede convertir la vinculación de un permiso de residencia con el de la pareja o la ausencia de un permiso de trabajo automático para las personas reagrupadas.

El prejuicio que permitió que aquel erróneo titular y aquel falso 78% recorriesen acríticamente el país puede verse reforzado si cerramos los ojos a la necesidad de diseñar una política de extranjería e inmigración articulada frente al fenómeno de la violencia machista.

Imagen (bajo licencia CC): Not a doll (http://www.flickr.com/photos/belljar/7675077/)

3 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Pues sí, el tema es grave y delicado. Efectivamente en la ley que se va a reformar debería tenerse en cuenta esta situación para incluir medidas efectivas que ayuden a la mujer inmigrante.

Salud y República

CaminanteDeNoche dijo...

Hola, he descubierto tu blog a través
de http://www.lapicesparalapaz.com/ y me ha encantado, así que te enlazo, aunque el mío es más de escritura.

Besos

JLuis dijo...

Rafa, se echa en falta una visión menos estrecha en el diseño de medidas.

Caminante, bienvenida, estás en tu casa.

Gracias y un abrzote para ambos