Quantcast De vuelta y media: gota a gota el mar se tiñe de rojo
Cargando

martes, 4 de noviembre de 2008

gota a gota el mar se tiñe de rojo

18.000 personas, según diversas estimaciones, se han dejando la vida tratando de llegar a nuestras costas.

El pasado 1 de noviembre se cumplieron 20 años desde la llegada de aquella primera patera cargada de muerte. 13 de sus 18 pasajeros iniciaron el goteo de muertes que ha teñido de rojo nuestras playas.

Hay historias de esperanza y de desesperación en esas tumbas sin nombre. Historias que exigen soluciones más allá de las barreras, los muros y las fronteras.

Me pregunto si en vez de cambiar el modelo económico no habría que cambiar el modelo... sin apellidos. El presente de hoy no es el futuro que imaginaron quienes nos precedieron. El futuro a soñar tiene que tener en cuenta este presente y a estas 18.000 truncadas historias de inconformismo y esperanza.

Imagen (Bajo Licencia CC): Estrecho de Gibraltar (http://www.flickr.com/photos/gaspars/1893875553/)

6 comentarios:

Alicia M dijo...

Vi la primera foto de hace 20 años. Ni un ápice ha cambiado de las que hoy contemplamos en los medios.
20 años de muerte y de ilusiones truncadas...es un verdedro fracaso humanitario. Lo peor de todo es que seguirá ese goteo incesante....porque los modelos ya sea con apellidos o no seguirán estando llenos de taras.
Un abrazo JLuis.
Besos

GUILLERMO DIAZ dijo...

Con la actual situaciòn de crisis económica mundial, la brecha norte/sur aun será mayor y las cosas aun serán mas graves.
No obstante, no desesperemos, sigamos remando día a día para sensibilizar a mas personas y mantener la ilusión o el sueño de que el mundo se puede cambiar.

JLuis dijo...

Alicia... yo sigo pensando que puede haber modelos sin taras y que, en buena medida es una cuestión de valor para afrontar la incertidumbre.

Bienvenido Guillermo... No, no hay que desespera... aunque duele.

Un abrzote a amb@s

Julio Torres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio Torres dijo...

Triste aniversario este del mar José Luis. Y lo peor es que no tiene visos de ir a mejor. Si a este ritmo no será ningún eufemismo que el mar es rojo. Y no para referirse a su homónimo bíblico, aquél en el que se separaron las aguas para que pasaran las personas. En éste, justo pasa lo contrario: las aguas se juntan para ahogar miles de sueños en un mal llamado color azul.

Un saludo desde Sanxenxo
Carpe Diem

JLuis dijo...

Así es Julio, no tiene visos de ir a mejor...

Las respuestas que se ofrecen, como la externalización de las fronteras, a lo sumo conseguirán que no nos enteremos de las muertes que acontezcan.

Supongo que han pensado que "ojos que no ven..."

Gracias y un abrzo