Quantcast De vuelta y media: Pobreza, ¿de qué "efecto llamada" hablabas?
Cargando

miércoles, 15 de octubre de 2008

Pobreza, ¿de qué "efecto llamada" hablabas?

En estos días en que los "planes de rescate" ponen sobre la mesa a cuanto está el kilo de "confianza" entre los bancos, la cuantía de las ayudas y su comparación con los costes que supone hacer frente a la pobreza resultan simplemente obscenos.

Hoy, al hilo del Blog Action Day serán muchos los blogs que reflejen en cifras la proporción de las desigualdades que definen nuestra época, unas desigualdades que tienden a aumentar día a día y cuya constatación es el verdadero "efecto llamada" que motiva a las personas a migrar.

La creciente pobreza que acosa, cuando no asola, a la población de gran parte del planeta impone sus reglas en el día a día. La falta de expectativas laborales o de seguridad, el aumento de la mortalidad infantil o el sida, entre otros fantasmas, dibujan las cambiante siluetas del escenario en el que se decide migrar. Me pregunto en que medida se persigue algo en concreto, o simplemente huir de lo conocido.

Lo que no dudo es de la hipocresía que supone obviar la creciente magnitud que a día de hoy tiene la pobreza cuando se valora la inmigración como un problema en vez de como una consecuencia lógica de la desigualdad.

Migrar es plantar cara a una realidad desequilibrada e histriónica. Es un acto de dignidad y rebeldía frente a un presente y un futuro abocados a la pobreza.

Otras entradas del Blog Action Day que os recomiendo:

Lápices para la Paz: "Porque el verdadero desafío de los próximos años será el arte de gobernar estas nuevas realidades y globalizar la justicia social,"

La otra agenda: "Acabar con la pobreza es posible. El dinero existe, pero las prioridades están en otra parte."

Islas Cies Blog: "Más hechos, menos palabras".

Viaje a la Guerra: "es justamente este colapso del sistema en que vivimos el que nos ofrece la oportunidad de refundarlo"

Im-pulso: "Existen grupos que han impuesto criterios y prejuicios que determinan el estatus social y económico del resto de sus coetáneos"


No hay tiempo que perder: "Una de las nefastas conclusiones a las que erróneamente llegaremos en el día de hoy es que los pobres necesitan caridad, y sin embargo los pobres tan sólo necesitan JUSTICIA"



Imagen (bajo licencia CC): poverty 1 (http://www.flickr.com/photos/16972775@N02/2121436056/)

7 comentarios:

Kaos dijo...

Haces bien en identitificar "las consecuencias de la desigualdad", porque el 96% de la población sigue considerando que los inmigrantes vienen a los países ricos a mejorar su bienestar, cuando la mayoría emigra por pura necesidad vital, de supervivencia, huyendo de la muerte violenta, de la que causa el hambre o las enfermedades o la falta de esperanzas

Te sigo a través del feed. Un abrazo


Jesús (Kaos)
Blog: No Hay Tiempo que Perder - No Time to Waste

migramundo dijo...

Deberíamos reivindicar el Día de la Empatía. Quizá así, poco a poco, lograríamos entender el drama psicológico que supone romper lazos ancestrales para tratar de tender puentes hacia no se sabe donde. Y sólo por la necesidad de no morir en el intento. Saludos.

Martín Bolívar dijo...

Las consecuencias de las desigualdades, el mal que acecha a millones de pobres en el mundo sin que nadie mueva un dedo para ayudarles, para solidarizarse con ellos.

Alicia M dijo...

Genial JLuis...la hipocresia, los planes de rescate....obscenos:esa es la palabra.Que mundo nos ha tocado vivir verdad? un mundo de locos, donde cada vez aumentan más las desigualdades.
Nos vemos en la mani?
Un abrazo,

Jluis dijo...

Me sumo a la reivindicación de ese día de la empatía que comentas, Guillermo... Con un poco de empatía, todo sería muy distinto.

Jesús, Martín, ... gracias por vuestros comentarios.

Alicia... aún no tengo claro si podré estar mañana ahí. Me ha surgido un imprevisto y aún no se me ha pasado el mosqueo... En fin...

Un abrazo a to@s

[La Otra Agenda] dijo...

Lo que no dudo es de la hipocresía que supone obviar la creciente magnitud que a día de hoy tiene la pobreza cuando se valora la inmigración como un problema en vez de como una consecuencia lógica de la desigualdad.
Estoy contigo. Hipocresía y maldad, por acción o por omisión. Porque sería posible resolverlo!

Jluis dijo...

Así es David... sería posible resolverlo