Quantcast De vuelta y media: miedos de encargo e inmigración
Cargando

domingo, 21 de septiembre de 2008

miedos de encargo e inmigración

No soy muy dado a las teorías conspiratorias y tiendo a rechazar la tendencia a atribuir, de principio, mala intención a las actuaciones ajenas.

La mayoría de las ocasiones las cosas son mucho más sencillas e inocentes de lo que se suele interpretar, y la máxima: "piensa mal y acertarás" creo que responde más a la necesidad de conversación que a la de comprensión.

Sin embargo, ante gran parte del discurso público sobre la inmigración o la interculturalidad no dudo en aceptar la existencia de intereses ocultos, y aunque hago el esfuerzo de buscar una explicación más sencilla, lo cierto es que no la encuentro.

Creo sinceramente que vivimos en una época en que los miedos cotizan al alza, y en el que tanto grupos políticos, económicos y sociales, como administraciones, estados y organismos internacionales se valen de los temores de la población para afianzar sus propios intereses.

En este panorama, son muchos los que han venido utilizando los potenciales temores asociados a la inmigración en su propio beneficio.

A la hora de atemorizar, la inmigración da mucho juego: es un fenómeno que implica a una población sin voz (practicamente) ni voto (absolutamente), económicamente vulnerable y amenazante en cuanto a que sus rasgos diferenciales cuestionan los nuestros. La inmigración es un fenómeno complejo, y como tal sujeto a múltiples tergiversaciones y manipulaciones.

En una viñeta reciente de El Roto un político promete a la población: "nosotros os defenderemos de las amenazas con las que os asustamos". Yo no habría sabido describirlo mejor.

Pero no es el único. Además de un excelente artículo firmado por Ignacio Muro (no dejéis de leerlo), durante las últimas semanas he encontrado un par de referencias a novelas, como la última de Juan Goytisolo, cuyo tema principal es el miedo como elemento distintivo de nuestra sociedad.

Tranquiliza saber que, además de ilusionistas del miedo y vendedores de tormentas, hay quienes denuncian cuanto de artificio hay en los temores de encargo que pueblan los titulares.


Imagen (bajo licencia CC): fear itself by darkmatter (http://www.flickr.com/photos/cdm/190207508/)

4 comentarios:

entrenomadas dijo...

"La teoría del miedo" se practica con total impunidad y lo que es peor sus victimas ni se enteran.

Hay un artículo de Ignacio Ramonet muy interesante que me impactó mucho sobre como desarrollar políticamente el miedo.

Estupendo texto el de tu post.

Jluis dijo...

Me pongo a buscar el artículo que recomiendas y gracias por tu valoración.

Un abrzo

Alicia M dijo...

El miedo es un arma poderosa Jluis...mira la sociedad americana, siempre acojonada gracias a la estrategia de su gobierno de crear pánico: los rusos, la era nuclear,los nombres árabes...la crisis financiera bancaria....Respecto a la inmigración (aún recuerdo a Rajoy diciendo que no hay celdas en las cárceles para los españoles!!) que discurso tan manipulado del acojone cuando nos necesitamos unos y otros para construir una sociedad mejor.
Un abrazo!

Jluis dijo...

Si Alicia, siempre hay argumentos para el miedo. Argumentos que enmascaran las verdaderas razones.

Un abrzo