Quantcast De vuelta y media: hogueras xenófobas
Cargando

martes, 20 de mayo de 2008

hogueras xenófobas

"¿Qué está pasando?". Alicia dejaba hoy esta ahogada exclamación con forma de pregunta en relación a la violencia xenófoba desatada en Italia y Sudáfrica.

Las hogueras han consumido poblados y se han llevado por delante la vida de personas inmigrantes. La gente se ha echado a la calle cegada de una justicia tuerta y pegajosa. Señalan con el dedo "al otro" como origen de sus carencias y limitaciones.

Pobreza, falta de oportunidades, desempleo, ... todos ellos factores que no dudo estarán detrás de la respuesta de quienes se sienten legitimados para imponer su ley.

Sin embargo yo me pregunto si será casualidad que los representantes políticos de uno y otro país mantengan discursos populistas centrados en la inmigración como amenaza para la seguridad.

En Italia, Umberto Bossi, aliado principal de Berlusconi, declaraba que "
si el Estado no cumple con su deber lo hace la gente".

En Sudafrica el Ministro del Interior, Mangosuthu Buthelezi, habla de la amenaza que representan las organizaciones criminales integradas por extranjeros.

En los años noventa en Alemania se cambió el discurso político sobre la inmigración en vista de la mayor aceptación que estaban consiguiendo los partidos de corte xenófobo. No han tenido los mismos reflejos en Italia y Sudáfrica.

Si se enciende una cerilla al lado de un buen combustible la hoguera prende y arrasa poblados y vidas...

Imagen bajo licencia CC: Frozen fire (http://www.flickr.com/photos/bestrated1/17336669/)

6 comentarios:

maite dijo...

ei! ¿podrías explicar un poco más eso de que "en Alemania cambiaron su discurso sobre inmigración debido a la mayor aceptación que estaban consiguiendo los partidos de corte xenófobo"? No conozco este dato y me gsutaría...

RGAlmazán dijo...

Arde y de qué manera. No corren buenos tiempos para los inmigrantes. Desgraciadamente.
Esperemos que aquí no lleguemos a lo de Italia o Sudáfrica. Aunque yo no apostaría.

Salud y República

Eifonso Lagares dijo...

Jsé Luis, me parece que esto no ha hecho más que empezar, por desgracia para todo el mundo.

Un saludo

Antonio Álvarez del Cuvillo dijo...

La brutalidad y la simpleza de los discursos que nos llegan es hasta caricaturesca, parecería una broma si no fuera la realidad que se impone sobre la gente:

"No es justo poner en el mismo plano a quien viene para cometer delitos, violar mujeres y saquear ciudades a quien desarrolla una tarea social importante y que quizás está en situación irregular porque no ha pedido y obtenido el permiso de residencia".

Y luego:

"El mensaje del Gobierno italiano queda claro. Italia aplicará "un puño de hierro", en expresión de Gianfranco Rotondi, ministro de Actuación del Territorio, contra los inmigrantes sin papeles, pero hará excepciones con aquellos que sean necesarios para Italia."

Ganas de "gomitar" que me entran. Quienes de repente no son necesarios (es decir, en términos económicos la fuerza de trabajo que deviene superflua en un proceso general de movilización del trabajo) se convierten en perversos violadores, delincuentes y saqueadores de ciudades. Y esta patética caricatura se convierte en el discurso que simbólicamente legitima el ejercicio del poder en lo que técnicamente es una limpieza étnica.

Siempre vivimos tiempos interesantes, los más interesantes de todos. La cuestión es cómo nos situamos frente a ellos.

Alicia dijo...

Hola Jluis...
no doy crédito a las informaciones que veo desde Italia. Será ilegal hasta alquilar una vivienda a un extranjero.
Se criminaliza de forma global. Y efectivamente, esto acaba de comenzar.Un abrazo

Jluis dijo...

Hoy una compañera de trabajo señalaba que se están abriendo unas puertas que llevarán a la vergüenza de las generaciones futuras.

En las épocas que precedieron a momentos que hoy nos averguenzan no es que la gente estuviese ciega, era que no quería ver.

Yo recordaba lo escrito por Antonio esta semana, o la anterior cuando decía que los retos es la respuesta la que marca la diferencia. Algo parecido a lo expuesto hoy, ¿no Antonio?

Vienen tiempos difíciles, para quienes vienen, y para quienes estando aquí nos resistimos a que las sombras nos cieguen y a ser complices de la vergüenza de quienes nos siguen.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Pd: Maite, Bienvenida. Alemania mantuvo un discurso institucional respecto a la inmigración que, dando la espalda a la realidad, ponía el énfasis en la afirmación de que la inmigración era un fenómeno temporal. Eran "trabajadores invitados".

A principios de los años noventa este discurso empezó a cambiar para aceptar a los inmigrantes sino como ciudadanos, si como una parte estable y propia de su sociedad.

Hay quienes relacionan este cambio de posicionamiento gubernamental con los éxitos electorales de partidos de ideología xenófoba.

Yo tengo claro que el posicionamiento de las autoridades es un aspecto fundamental de cara a evitar el tipo de situaciones que se han dado esta semana.

Un abrzo.