Quantcast De vuelta y media: Sueños de superación frente a imágenes de pesadilla
Cargando

jueves, 14 de febrero de 2008

Sueños de superación frente a imágenes de pesadilla

El número de personas inmigrantes que se han matriculado en la Universidad Nacional de Educación a Distancia ha crecido un 500% en los últimos cuatro años.

Frente a quienes tratan de vender una imagen de la inmigración llevada por la pasividad, el deseo de aprovecharse de los recursos sociales y la motivación delictiva, los datos publicados hace dos días por la UNED nos hablan de espíritu de superación, esfuerzo y sueños.

La UNED es la universidad de elección para un abrumador porcentaje de los/as estudiantes inmigrantes en España. Compaginar trabajo y estudios es el principal motivo alegado para estudiar a distancia, y la inestabilidad laboral es la mayor causa de abandono o postergación de los estudios.

La capacidad de esas más de 3500 personas para retomar ese proyecto de vida universitario, guardado en un cajón al decidirse a migrar y retomado a la menor oportunidad, es un ejemplo de perseverancia y resistencia ante el conformismo de asumir la renuncia a sus sueños.

Unos sueños de superación que plantan cara a las imágenes de pesadilla que algunos políticos se empeñan en ofrecer sobre los inmigrantes y sus oscuras motivaciones.

Fuente: Público
Imagen (bajo licencia CC): Estudiando http://www.flickr.com/photos/kaleenxian/406350486/

5 comentarios:

Max Webos dijo...

¿A quién pueden interesarle estas cifras? De todas formas, sabemos que sólo son hordas bárbaras que vienen a jodernos el ambiente. ¿Para qué íbamos a hablar de que la formación media de la población inmigrante va pareja a la local, y en algunos casos por encima? ¿Para qué abrir incómodos debates como el de la convalidación de estudios de los extranjeros? ¿Por qué plantearse que deban tener derechos políticos?. No tiene sentido, si la tele dice que son malos, es que son todos muy malos. Y encima los muy ignorantes se atreven a estudiar para intentar llevarnos la contraria. Ya son ganas de incordiar...

Alicia dijo...

Estoy en la Uned y admiro a esa chica ecuatoriana que trabaja casi todo el día y cuando puede viene a las tutorías de las asignaturas.
O a ese hombre que desconozco su nombre y su procedencia y parece cansado y deprimido pero aún sigue con los libros bajo el brazo.
Es afán de superación, ganamos todos, por ser ellos un ejemplo y por la formación que adquieren en beneficio de la sociedad y su entorno.
Besos

Isaac González Toribio dijo...

Estas son las noticias sobre inmigración que deberían aparecer en las "primeras" de los periódicos... Gracias por esta información

June Fernández dijo...

Ya, es que son increíbles. Mis últimas entrevistas a mujeres inmigrantes me lo han dejado claro. Con una licenciatura que no pueden homologar, se ponen a estudiar empezando casi de cero mientras que trabajan explotadas y todavía sacan tiempo para aprender euskera. Como he dicho a menudo en este blog, creo que victimizar es contraproducente. Post como éstos sí que fomentan el respeto y el aprecio a las personas inmigradas.

Jluis dijo...

Jejeje, si Max. No interesa. Y como aquello de que no hay más ciego que el que no quiere ver lo llevan a rajatabla, pues eso, que no hay nada que ver fuera de la invasión.

Si Alica, son..., bueno!, sois admirables tod@s los que seguís ahí.

Si Isaac, no estaría mal.

June, totalmente de acuerdo. Los puntos de encuentro no están en los extremos.

Un abrzote. A tod@s