Quantcast De vuelta y media: Inmigrantes usados como carnaza electoral
Cargando

sábado, 9 de febrero de 2008

Inmigrantes usados como carnaza electoral

La inmigración ha sido situada por el Partido Popular en el centro del debate electoral en España. Con propuestas dirigidas a alimentar y hacer crecer miedo y prejuicios se vuelve a disponer de la dignidad de un importante número de personas en pro de ganar votos.

Al margen de declaraciones circenses varias, las propuestas planteadas son medidas que discriminan y estigmatizan a una inmigración que entienden como una amenaza movida por oscuros intereses.

Además, entre tal cantidad de información como la vertida esta semana, no es fácil separar el grano de la paja. Es complicado ver mas allá de la propaganda para valorar el posible calado de lo que se está poniendo en la mesa.

Algunas de estas propuestas recogen medidas ya adoptadas, haciendo firmar lo que ya son obligaciones legales. Su sentido de ser no es buscar soluciones sino abrir heridas. Son medidas claramente propagandísticas

Otras propuestas inventan problemas donde no los hay a sabiendas de que cuando se repite las suficientes veces que algo es malo, acaba siendo percibido como tal. Propaganda de nuevo, malintencionada, pero propaganda.

Sin embargo hay una común denominador en todas las medidas planteadas por la derecha española y es que afectan fundamentalmente a la población africana y en especial a la de religión musulmana.

Visados por puntos que primen los vínculos históricos y la capacidad de integración; Contratos que obliguen a "respetar" costumbres patrias tan arraigadas... como son, ¿o no?, las aulas mixtas; Prohibición del velo salvo excepciones; Prohibición, bueno re-prohibición, de la ablación del clítoris,...

Colocar a un grupo de población determinado bajo el ojo del huracán, es más allá de una injusticia, una insensatez. La historia lo demuestra. alguien debería decirles que las calculadoras suman votos pero no calculan consecuencias.

"Política de inmigración del PP" La opinión de Ariane Arpa en el País

Imagen bajo licencia C.C.: Urna (http://www.flickr.com/photos/jubilo/386243713/)

5 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Totalmente de acuerdo, se ve que en campaña electoral o preelectoral, todo vale para sacar más votos. Y no les importa acudir a lo más visceral con tal de conseguir su propósito. Leo hoy en El País: "El 56% apoya obligar al inmigrante a respetar las costumbres españolas".
Ya lo dice Forges: ¡Oh país!

Salud y República

Antonio Álvarez del Cuvillo dijo...

Hay veces que los ciudadanos estamos tan cansados de la política (es decir, de la búsqueda seria de respuestas para los problemas de la polis) que necesitamos un poco de frivolidad y encendemos el televisor para ver a los "payasos de la tele". Los payasos fingen hablar de política, pero hacen "divertidas" parodias y deformaciones de nuestros problemas; hacen de funámbulos, de fieras y domadores, de tragasables, de escapistas, de prestidigitadores, de trapecistas. Siempre hay un "más difícil todavía". Pasado el tiempo de las Rebajas (fiscales), llega el grupo de los payasos tontos a embaucarnos con el circo de los monstruos. Y los monstruos son inmigrantes. Pero a veces resulta que a los niños nos espantan los payasos, con su horrendo maquillaje y no los monstruos del freakshow, que no resultan ser tan monstruosos.

El PP ha elegido y ha tomado posiciones. Ha decidido (conscientemente) dar forma a las preocupaciones informes, a los miedos indefinidos, e incluso al desprecio que puede esconderse en nuestros corazones frente a los extranjeros. Estos payasos titiriteros pretenden tirar de estos hilos para mover sus marionetas y conseguir el poder que todos los payasos ansían. Juegan en terreno peligroso, porque una vez despertados y canalizados los odios, las marionetas se mueven solas. Agitar la xenofobia es lo que tiene. Ahora los que se cabrean porque los inmigrantes vayan al médico gozan ya de un referente televisivo.

Por supuesto, si los cuatro o cinco millones de extranjeros con los del PP "tendrán que lidiar" si tenemos la desgracia de que nos gobiernen hubieran tenido derecho al voto, su discurso hubiera sido muy distinto Por eso, han cogido la calculadora de votos y han tomado posiciones para recoger las nueces del espanto. Sinceramente espero que les salga el tiro por la culata, porque a algunos votantes indecisos (aunque a ellos no los íbamos a votar, claro) sí que nos ha movilizado su dramático viraje en el mejor espectáculo del mundo.

Isaac González Toribio dijo...

Los políticos, sobre todo algunos, deberían entender de una vez que todos somos ciudadanos, sin distinción, en este caso, de procedencia. Y que lo único que debemos exigir, exigirnos, es el respeto y cumplimiento de los derechos humanos, la Constitución y las leyes. El resto de la actividad humana corresponde al ámbito privado y no debe ser juzgado. Saludos

Jluis dijo...

Como bien dices Antonio, si los inmigrantes votasen el discurso sería otro bien distinto.

Rafael, como indicas se recurre a al política de las entrañas para movilizar la opinión... ¿se consigue?.

Si Isaac, la política ensucia la intimdad de las personas dudando de su legitimidad a elegir como quiere vivir.

Un abrzo.

nacido el 14 de abril dijo...

No a las fronteras
http://nacidoel14deabril.blogspot.com/