Quantcast De vuelta y media: inmigrantes en la educación y segregación.
Cargando

miércoles, 23 de enero de 2008

inmigrantes en la educación y segregación.

La iniciativa avanzada, aún sin concretar en exceso, por el Conseller de Educació de Cataluña, Ernest Maragall, se ha encontrado con la oposición de centros educativos, sindicatos y expertos. No les falta razón a estos últimos al tildar de peligrosa y segregadora la propuesta.

En concreto el Consellé se propone la creación provisional de aulas destinadas a aquellos menores inmigrantes que acceden al sistema educativo una vez el curso ha comenzado.

Se argumenta que estos escolares tienen mayores dificultades de integración y que los centros ven entorpecido su funcionamiento.

Sin embargo un numeroso grupo especialistas tanto del ámbito educativo como del ámbito migratorio han reaccionado con rapidez rebatiendo estos argumentos y alertando contra los riesgos que supone la segregación de los alumnos.

Los sindicatos del ámbito y los centros educativos de uno de los dos municipios implicados en el proyecto también han expresado su rechazo.

No les falta razón.

El camino para el aprendizaje y la integración pasa por el contacto y la convivencia, y los retos que la llegada de menores inmigrantes suponen para el funcionamiento de los centros no deberían ser motivo para olvidarse de ello.

Y con mayor motivo cuando desde dichos centros educativos se valoran negativamente las consecuencias esperables de medidas de este tipo, y se apunta al aumento de la conflictividad que supone la creación de guetos.

Además creo muy acertadas las advertencias vertidas sobre los riesgos de asumir posturas diferenciadoras que puedan ser el cimiento de futuras posturas marcádamente excluyentes.

Las educación es un proceso cuyos límites trascienden la adquisición de conocimientos abarcando también el aprendizaje de aspectos sociales y relacionales. Y la lección a aprender ha de ser distinta de la que dice que quién llega más tarde es una carga a la que hay que separar.

En este caso creo que la lección la han dado los distintos agentes sociales que se han posicionado con rapidez frente al proyecto de creación de aulas para inmigrantes.

Imagen (bajo licencia cc): Education (http://www.flickr.com/photos/occhichiusi/511904584/)

5 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Es un error. Una segregación que dificultaría la integración. La solución pasa por apoyo a esos alumnos con el fin de que puedan lo antes posible integrarse con sus compañeros en la clase que le corresponda.

Salud y República

cruxens dijo...

Aúpa... Creo que la medida no es muy acertada, sobre todo si no ha sido consensuada con los implicados, aunque estaría bien que esos chicos tuviesen alguna clase de refuerzo para aprender el idioma. Saludos desde Iruña. Aburiño

Eifonso Lagares dijo...

A mi en principio la medida no me parece mal. Apoyar al que llega para una mejor y más rápida integración es siempre positivo.
Me da que cualquier medida será polémica y más estando en los meses que estamos.
Saludos

Jluis dijo...

Así es Rafa y Cruxens, y con esto también enlazo y contesto a Eifonso, las aulas de apoyo que ya existen e inciden exclusivamente en aquellas carencias, fundamentalmente lingúisticas, se han demostrado suficientes cuando cuentan los recursos adecuados.

Por tanto no cabe separar y eliminar aquello que supone el mayor factor de integración, que es la convivencia.

Gracias por vuestra visita y un abrzo.

Max Webos dijo...

Estoy de acuerdo con los dos últimos comentarios, ahora, no me hace mucha gracia la descriminación respecto a los hispanoparlantes en Cataluña (por lo menos de principio,me parece correcto que se requiera hablar Catalán al cabo de un tiempo,pero no, por ejemplo,que se exija para las oposiciones.
Sin embargo esta medida no me parece segregar, siempre y cuando se incluyan otros programas de adaptación en actividades o asignaturas con el resto de los alumnos mientras dure el aprendizaje.