Quantcast De vuelta y media: Churchill, la inmigración y los ofendidos sentimentales
Cargando

lunes, 28 de enero de 2008

Churchill, la inmigración y los ofendidos sentimentales

Churchill y los ofendidos "sentimentales" se convierten en anzuelo para hacerse, en este breve post, con vuestra atención.

El porqué de unos y otros lo podéis descubrir en el formidable artículo de opinión: Abrir Fronteras, firmado por Gonzalo Fanjul Suárez, que desde ya os aviso, no es más que una excusa.

Una treta para captar vuestro interés sobre un texto que aborda las desigualdades y contradicciones a partir de las cuales se puede entender mejor el fenómeno migratorio y que, me parece, vale la pena leer.

Un adelanto: "... la combinación de empleos disponibles y fronteras cerradas es una invitación directa a la inmigración irregular, que convierte a millones de seres humanos en fantasmas legales y sociales."

PD: disculparme por la treta... el viciado ambiente pre - electoral me ha contagiado.

Imagen (bajo licencia CC): anzuelo (http://www.flickr.com/photos/elhijodelmoreno/843521081/)



4 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

Me ha encantado el análisis de Fanjul. Es de lo más coherente, serio y completo que he leído. Agradezco que lo hayas rescatado de un olvido seguro. Me será muy útil. Saludos.

Jluis dijo...

Es un texto para guardar, Guillermo. Gracias a ti y un abrzo.

Antonio Álvarez del Cuvillo dijo...

A mí me parece muy interesante esta perspectiva del artículo:

"La pregunta más relevante no es cómo protegemos mejor nuestras fronteras; ni siquiera qué podríamos hacer para que la gente no se vea obligada a abandonar sus países de origen. Lo realmente interesante es identificar qué políticas migratorias favorecen más a quienes viven en la pobreza, y cómo pueden ser aceptables y beneficiosas para las sociedades de los países de destino."

La cuestión es que la migración ES nuestra realidad. Aunque sea inevitable que los Estados se dediquen a controlar fronteras hasta cierto punto y aunque sería deseable que los desequilibrios económicos mundiales no arrastraran a tanta gente -no todos los que lo hacen, claro- a desplazarse contra su deseo, el énfasis está bien puesto en la aceptación de que en este momento en concreto, la migración ES nuestra realidad. Es como una corriente, de lo que se trata es de navegarla con los objetivos que se propone el autor.

Jluis dijo...

Se enfatizan los aspectos prácticos, cierto, pero también hay un planteamiento que, desde posicionamientos más morales o de responsabilidad social, tratan de encontrar respuestas.

Yo creo que estos dos, son modos de enfocar esta realidad global que se necesitan mutuamente.

Creo que es por eso que habla de políticas migratorias inteligentes y justas.

Es una gozada contar con comentarios que hagan releer desde otra óptica el artículo. Gracias y un abrzo Antonio.