Quantcast De vuelta y media: Islamofobia... ¿una creciente realidad?
Cargando

sábado, 3 de noviembre de 2007

Islamofobia... ¿una creciente realidad?

¿Realmente se está desarrollando un sentimiento anti-islámico en las sociedades occidentales?,

Yo respondería que la respuesta está al alcance de la mano. No hay más que leer buena parte de los comentarios que acompañan a aquellos artículos de prensa que abordan cuestiones relativas a la población musulmana.

Se repiten las denuncias sobre presuntas tramas invasoras. Se convierte al mundo islámico en un todo uniforme y de sus miembros no se supone ninguna capacidad de juicio individual, voluntad o raciocinio. Se viene a plantear que no son sino marionetas de una religión y una cultura invasora y retrógrada.

No quiero ahora, aquí, entrar a discutir contenidos de las acusaciones que se vierten sobre la población musulmana. Creo que la existencia de un creciente sentimiento islamófobo se pone de manifiesto con solo advertir la diferente intensidad de la respuestas que se suscitan ante el mundo islámico y el resto de universos culturales o religiosos.

Sin embargo, siendo esto así, me ha llamado la atención que la reunión que la OSCE celebró en Córdoba el pasado mes de octubre y que centró precisamente en la "intolerancia y discriminación sobre la población musulmana" a tenido escasa repercusión en la prensa nacional.

Esta conferencia ha sido la primera que se realiza sobre la discriminación hacia la población musulmana. Anteriormente se habían llevado a cabo reuniones de esta envergadura centradas en el Antisemitismo.

Precisamente algunas voces ya tratan de prevenir del riesgo de que se genere un sentimiento islamófogo equiparable a aquel clima antisemita que abonó el terreno el algunas de las mas oscuras páginas de la historia.

Sin ir tan lejos como ellos, a mi si me sorprende el pobre eco que ha tenido dicho foro. Quizá lo que no existe aún es una clara conciencia de que la islamofobia va camino de convertirse en un aspecto determinante y a tener en cuenta en el camino para conseguir una sociedad diversa que conviva en paz.

Declaración de Córdoba del Presidente en Ejercicio de la OSCE sobre Intolerancia y Discriminación contra Musulmanes

Imagen (Bajo Licencia CC): The Alhambra (http://www.flickr.com/photos/negrin/1589157103/)

11 comentarios:

Eifonso Lagares dijo...

Por desgracia creo que la islamofobia va en aumento y no solo eso, el racismo en general.
Hoy en elpais.com he leído sobre este tema; el racismo.
Saludos

June Fernández dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que dices. No sé qué ha leído Lagares pero yo, curiosamente,iba a destacar de El País de hoy otra cosa: una noticia sobre que las mezquitas españolas pueden estar recolectando fondos para la yihad. Es constante la asociación entre Islam y terrorismo, delincuencia, machismo...

En cuanto al foro, en El País se trató algo, en el resto no sé, pero vaya, de nada sirve hacerse eco de esas iniciativas si luego el periódico es islamófobo y genera alarma social en cada noticia.

JLuis, me encantaría que te sumaras a una iniciativa sobre masculinidad que he desarrollado en mi blog. Se trata de que las mujeres escribamos sobre "qué les pediríamos a los hombres" y que los hombres escribáis sobre "a qué me comprometo como hombre". Es una propuesta del Foro de Hombres por la Igualdad. Gracias.

Jluis dijo...

Si Eifonso... yo no entiendo eso de si un país es o no es racista... creo que el racismo, y las diferentes formas de discriminación solo necesitan un buen caldo de cultivo para aparecer.

Como indica el artículo que apuntas la convivencia va dando lugar a procesos de discriminación que precisan ser atacados en la base.

Eso creo que es lo que hay que hacer también en el caso de la islamofobia, que considero un caso de singular intensidad.

June, es cierto que no solo en los comentarios se encuentran estereotipos y prejuicios sobre el mundo musulmán.

Un abrazo a ambos

algarabia dijo...

Este es un tema sobre el que llevo tiempo leyendo, y ya hace mucho que hay voces que alertan de que la islamofobia crece a un nivel alarmante. En este país estamos demasiado acostumbrados a no actuar hasta que nos estallan los problemas en la cara, como es el caso de los grupos violentos de ultraderecha, que parece que andan crecidos y a los que no se aplica la ley con demasiada contundencia, cuando no se hace la vista gorda.
Si en los medios de comunicación se vertiera sobre los judíos sólo una décima parte de las barbaridades que se dicen sobre los musulmanes, se habría desatado una tormenta política que habría tenido consecuencias penales. Parece que los delitos de odio no tienen el mismo valor en todos los casos.
Y no me refiero a los comentarios en los medios, que quiero creer que se trata de una minoría de fanáticos con claras ínfulas proselitistas y mucho tiempo libre, sino a las opiniones que vierten los propios articulistas o dejan entrever un día sí y otro también en las simples noticias (EFE es experta en ello).
Abdennur Prado recogía algunos ejemplos muy elocuentes ya hace varios años: http://www.mundoarabe.org/islamofobia_y_prensa.htm

Los medios de comunicación son claramente responsables de tirar la piedra y esconder la mano. Del mismo modo que promueven y alientan todo el circo de la crispación, tan rentable, están difudiendo una imagen de los musulmanes que siembra el terreno para que la islamofobia prospere, en unos casos por incitación directa al odio y en otros por insinuar sutil o explícitamente una identificación entre el islam y el terrorismo, el islam y la barbarie, el islam y la inmigración que no se integra y delinque, etc., etc.
Cuando corra la sangre, se llevarán las manos a la cabeza y serán los primeros en denunciar las atrocidades, pero no entonarán el mea culpa. Y serán los primeros en entrevistar a expertos y reseñar los estudios ya elaborados o las conclusiones de congresos sobre el tema.
Creo que lo mismo es totalmente aplicable a la xenofobia.

Un abrazo. Y un placer leerte.

Jluis dijo...

Algarabía... No puedo hacer mas aportación a lo que escribes que suscribir hasta los espacios ;-).

Me llama la atención, y ese fué el motivo del post, que haya quién, desde los medios, niegue que exista un mayor rechazo al mundo musulman que a otros "diferentes".

Si no me equivoco nos va a tocar escuchar de nuevo que se da un trato preferente al mundo musulman desde la progresía y que la islamofobia no es más que un invento nuevo.

Tiempo al tiempo...

Un abrzo.

Guillermo Pardo dijo...

A mí parece que conductas de rechazo hacia otros modos de entender la vida esconden una buena dosis de irreflexión, de tirar por el camino del medio sin pararse a determinar si será el más conveniente. Los medios de comunicación son un reflejo de la sociedad, aunque suene manido, y ésta es producto de un momento concreto. Mañana se hablará de cristianofobia y volveremos a hacernos las mismas preguntas, que obtendrán idénticas respuestas. Nos corresponde, en todo caso, poner el punto sobre la "i" para contribuir a difundir una visión, simplemente distinta a esa otra producto del desconocimiento, fuente de intolerancia. Nos faltan, además de la debida educación al respeto a los demás, líderes de opinión con discursos distintos, más humanos y menos ideológicos. Saludos.

Jluis dijo...

Guillermo, d todo lo dicho me quedo fundamentalmente con la ausencia de líderes de opinión que aporten una visión más ajustada. Yo hace tiempo que hecho en falta voces con peso y autoridad en estos temas.

Sin embargo..., y teniendo en cuenta que como dices los medios son el reflejo de la sociedad, yo creo que esta sociedad occidental está dejando entreabiertas las exclusas de la intolerancia a un grupo en particular...

Martín Bolívar dijo...

Coincido con el post y con los comentarios aportados. Creo que se está sembrando la intolerancia 'dirigida', preparada, sin que haya aparecido de una manera, digamos, espontánea.

Jluis dijo...

Martín, yo no plantearía tanto que el mayor peso en la aparición y desarrollo de la islamofobia se deba a una intencionaliad de potenciarla. Quizá si exista una dosis importante de espontaneidad en su surgimiento. El problema es que no se está dando una respuesta uniforme y amplia al fenómeno, más aún, que se está potenciando en unos medios que se dejan llevar por la corriente islamofoba.

Eso creo. Un abrazote.

June dijo...

Muy interesantes todas las aportaciones. Me he acordado de algo: que no se puede negar la islamofobia porque hay pruebas tan evidentes como las encuestas de opinón. Yo estuve trabajando de encuestadora en las del Euskobarometro (el equivalente vasco al CIS) y los magrebíes fueron la etnia más rechazada con diferencia, seguida muy pero que muy de lejos por los rumanos.

Jluis dijo...

Si June, aquí en Guadalajara llevamos a cabo una investigación que entre otras abordaba la actitud de los empresarios hacia los diferentes orígenes culturales, y el resultado fue el mismo.

Se mostraba un mayor rechazo a la población musulmana aún cuando muchos de quienes fueron preguntados nunca tuvieron experiencia con esta población.

Entre quienes si la tuvieron había de todo, pero también se encontraba una cierta actitud de rechazo generalizada.

Yo tengo, cada vez mas, la sensación de que el tema necesita de un tratamiento más específico.

Un abrazo.