Quantcast De vuelta y media: "Historias, no estererotipos"
Cargando

martes, 9 de octubre de 2007

"Historias, no estererotipos"

Los prejuicios son tozudos. Se resisten a ceder, mostrándose impermeables a la realidad y a los ejemplos que los contradicen.

Sin embargo los últimos esfuerzos de la investigación sobre los estereotipos han conseguido resultados esperanzadores.

Más allá de los procesos cognitivos que los soportan, el estudio del componente emocional de los prejuicios ha puesto sobre la mesa el papel de la empatía a la hora de desmontar estereotipos, no sólo sobre un individuo en cuestión, sino también sobre su grupo de pertenencia.

Facilitar los medios para que una persona empatice con los sentimientos de otra persona de distinta cultura es una buena base sobre la que desmontar los prejuicios sobre dicha cultura.

Es por ello que me parece tan acertada como valorable la iniciativa promovida por One Nation, organización estadounidense volcada en acabar con los prejuicios respecto de la comunidad musulmana en su país.

La campaña One nation, many voices, subtítulada "Musulmanes en América: historias en vez de estereotipos", premia aquellos relatos que, en formato de vídeo, aborden las vivencias, sentimientos y experiencias asociados al hecho de ser musulmán en Norteamérica.

Tanto el formato de vídeo y su soporte digital, como las diferentes secciones en que se puede participar (juventud, comedia, animación, música, documental o drama) suponen una buena plataforma desde la que poder expresar los distintos matices y sentimientos vividos, de mostrar como creen que se les ve desde el grueso de la sociedad o cuan cerca está su modo de vida del de el resto. Todo esto es abrir una puerta a la empatía y cerrándosela a los prejuicios.

Al margen de lo mediático del jurado elegido y del cuantioso premio, el éxito de la iniciativa estará condicionado por la participación y la difusión que se de al material recibido.

En todo caso me parece un planteamiento acertado que merece ser seguido con interés.


Fuente: El País. "Qué se siente al ser musulmán en Occidente"

Imagen (Bajo licencia CC): MCSlim or Muslim? (http://www.flickr.com/photos/gotreadgo/14170663/)

5 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

Es curioso que semejante iniciativa se lleve a cabo en un país golpeado por el islamismo radical y que, además, combate en un país que tiene el Islam como religión, por lo que, ciertamente, el éxito de la iniciativa dependerá en buena medida de la difusión que se le dé y del enfoque que conlleve el mensaje. Sabido esto, sorprende que, comparativamente, en España, donde viven más un millón de musulmanes y cuya cultura tiene profundas raíces de todos conocidas, no se hallan puesto en práctica iniciativas que fomenten la comprensión entre culturas tan dispares y a la vez tan comunes en muchas cosas. Saludos.

June dijo...

Estoy de acuerdo, me gusta la iniciativa, y creo que el buen camino es ese: dejarnos de estadísticas y tópicos, y mostras historias reales. La base, lo genuíno, la esencia humana, no cambia por mucho que cambiemos de países, culturas, religiones o épocas. Creo que es, desde luego, una buena premisa desde la que generar empatía.

Jluis dijo...

Si, guillermo pero el islam es algo más que la religión de irak o afganistán,... más allá de ello muchos estadounidenses, y personas de otras partes del mundo son musulmanes y tienen sus historias.

En España, igual que tu, ya echo en falta iniciativas de ese calado.

Si, june. Como dices existe ese común denominador humano, esa esencia que trasciende culturas y que se materializa en las historias de cada cual.

Un abrazo.

Ceren Gergeroglu dijo...

Hola Luis,

Tienes razon! y estoy muy feliz de leer a una persona como tu. a veces incluso nuestros amigos cercanos nos sorprenden con sus mente cerrada.

y a veces, solo " pero, imagina..." funcciona para explicar algo.

saludos,

ceren

P.S: me alegre que has visto mi blog. Muchas gracias por tu comentario :)

Jluis dijo...

Bienvenida Ceren

Es cierto lo que dices. Los prejuicios son parte de nuestra cotidianidad. No hay porqué buscarlos muy lejos.

Y también es muy cierto que muchas veces un ejemplo, una historia o una metáfora son preciosos puentes para sortear los escollos.

Me alegra verte por aquí. Un abrazo.