Quantcast De vuelta y media: ¿Es deseable una política europea común en materia de inmigración? no lo tengo claro
Cargando

lunes, 17 de septiembre de 2007

¿Es deseable una política europea común en materia de inmigración? no lo tengo claro

No, no lo tengo claro.

No ceso de leer sobre la conveniencia de una política común europea en el ámbito de la inmigración. Hace unos días Borrell hablaba de la "profunda crisis" que, a nivel institucional sufre la UE, al carecer de un programa político que unifique, entre otras la política migratoria.

Un editorial del país del pasado viernes entiende que una política unificada sería un antídoto contra la manipulación y la demagogia que respecto de la inmigración se hace, por ejemplo a día de hoy, en Francia o Reino Unido. Y el debate propuesto en el periódico a raíz del editorial todo el mundo parece favorable a dicha medida...

... y yo tengo mis dudas.

Seguir Leyendo...


Me pregunto si unas directrices comunes serían capaces de dar cobertura a iniciativas innovadoras que puedan romper con las inercias de actuación que se han venido desarrollando con más o menos exito.

Me refiero por ejemplo a iniciativas innovadoras como la que actualmente desarrolla España con las Escuelas Taller en diferentes países africanos. Un proyecto que empieza a coger forma y que, aunque aún está por demostrar su utilidad, supone un punto de inflexión en las políticas de empleo y una buena base en que apoyar el pretendido auge de la contratación en origen.

¿Sería capaz una estrategia compartida de asumir las distintas sensibilidades hacia la inmigración o, tal como me temo, se impondría a todos los miembros una política esencialmente fronteriza y restrictiva?

Me pregunto también si, ante una política unificada, los políticos europeos verán frenada su tendencia a utilizar la inmigración como "sparring" sobre cuyo lomo dar muestra de su "mano dura".

¿Podría la UE generar mecanismos de control capaces de sancionar los abusos que los estados miembros vienen realizando de cara a los derechos de las personas inmigrantes?, ¿Serían herramientas de supervisión más eficaces que los desarrollados en los distintos estados?

¿Puede la lenta maquinaria de la UE dar respuesta a un fenómeno sometido a frecuentes y veloces cambios?

No, no lo tengo claro. Lo que no significa que esté en desacuerdo. Significa que no lo tengo claro.

Imagen (Bajo Licencia CC): http://www.flickr.com/photos/alibaba0/146638523/

4 comentarios:

Antonio Álvarez del Cuvillo dijo...

Yo tal vez peque de determinista y conceda poca relevancia a las opciones políticas, pero mi perspectiva es otra. No sé si es "deseable" o no una política europea común en materia de inmigración; depende de cuál sea la política, claro, pero sea o no "deseable" es "imparable" a largo plazo. Es imparable porque es una exigencia estructural que deriva del mero hecho de tener un espacio con libertad de circulación de trabajadores donde desaparecen de una manera u otra las fronteras. Y en eso último difícilmente se va a retroceder. Creo que sólo es cuestión de tiempo que la UE meta cada vez más mano y más intensamente en ese campo, sencillamente porque es "funcional". Aunque podrá meter mano de una manera u otra, más o menos intensamente, más o menos restrictivamente, de manera más o menos práctica o funcional; ahí es donde está la opción política.

Así, me parece que el planteamiento no es tanto si nos vamos a oponer a esa comunitarización como si nos vamos a adaptar a la nueva situación. Porque si no puede ser que cuando amanezca una verdadera política comunitaria de migración, a nosotros nos coja a traspiés porque hemos pasado la noche peleando con sombras. Hay que resituarse y diseñar estrategias que se adecuen a la realidad estructural, que va a incluir a la UE como actor, nos guste más o menos.

Eso sí, que vaya a ser importante la política comunitaria de migración no implica que vayan a desaparecer las políticas migratorias de los Estados miembros. Eso último es, hoy por hoy, inviable, para bien y para mal. Yo creo que la tendencia va por algo estilo "open method coordination" para las políticas migratorias y algo más de unificación para lo que sea puramente entrada.

Jluis dijo...

Pues tienes razón Antonio.

En buena medida se ha cumplido aquello de que cuando no se encuentran respuestas puede que hayamos equivocado la pregunta.

Ciertamente es un proceso ya iniciado y que dificlmente se va a detener, y ciertamente la pregunta es el cómo se va a desarrollar.

Las políticas de integración, las de ámbito socio-laboral, las sociales no tienen porqué verse afectadas. Cierto.

Quizá es entonces en el ámbito fronterizo y de la "entrada" en el territorio comunitario en el que habría que estar vigilantes a las medidas a consensuar... aunque es un ámbito que ya está relativamente regulado y consensuado.

Aún así me da cierto miedo que se confundan ese marco estructural con los planteamientos restrictivos que priman actualmente en la política europea.

Antonio, muchas gracias por tu intervención.

Es un gustazo encontrar respuestas al preguntar y es algo que no siempre logramos con nuestras intervenciones y entradas en las bitácoras.
Un saludo.

Guillermo Pardo dijo...

Los políticos hablan de políticas, pero no hablan de necesidades y menos todavía de necesidades humanas. El término "necesidades" es biunívoco: necesidades de los países en desarrollo y necesidades de los países desarrollados. Volvamos la vista atrás en España. ¿Estábamos económicamente igual en 1998 que ahora? ¿Cuál es el papel de la inmigración en ese contexto? La lectura puede trasladarse a Europa, pero en sentido contrario: las restricciones a la inmigración no sólo han impedido despegues como el español, sino también un envejecimiento poblacional más rápido, al contrario que en España, que se ha ralentizado.
Desde luego que habrá políticas comunitarias comunes, pero dudo que puedan mantenerse por mucho tiempo ante el empuje de urgencias como la necesidad de alimentarse, la necesidad de evitar la muerte por inanición, la necesidad de progresar, la necesidad de evitar los efectos de la progresiva desertización, la necesidad de crear entornos social, económica e individualmente seguros... El ser humano es como el estrés: siempre busca una vía de escape para manifestarse. Afortunadamente. Saludos.

Jluis dijo...

No se Guillermo, antes de que las necesidades movilicen a quienes dictan las normas cabe mucho tiempo de restricción, utilitarismo o criminalización de la inmigración.

Un abrazo.