Quantcast De vuelta y media: Errores de la estratégia europea ante la inmigración
Cargando

viernes, 14 de septiembre de 2007

Errores de la estratégia europea ante la inmigración

Europa equivoca su estrategia en política migratoria.

Al optar por la inmigración selectiva, las ciudadanías de distinto grado y la imposición de valores da la impresión de que, tratando de mirar a largo plazo, se olvida de mirar alrededor.


Ayer en Lisboa, en la Conferencia sobre inmigración legal organizada para la presentación del tercer informe anual sobre inmigración e integración de la Comisión Europea, se expusieron algunas de las lineas de actuación de la política común europea en materia migratoria.

Seguir Leyendo...

Franco Frattini planteó la necesidad de una inmigración a la carta. Diferenciar y beneficiar a aquellos inmigrantes cualificados que vengan a suplir las carencias de mano de obra especializada que sufrirá la envejecida Europa. Una "tarjeta azul" al estilo de la "tarjeta verde" norteamericana.

Envolver Europa en papel de celofán para tentar a las élites técnicas e intelectuales de países menos competitivos sin abordar y asegurar el fomento del desarrollo y la educación en dichos países supone hipotecar su futuro, y por lo tanto el nuestro.

Perpetuar la desigualdad como estrategia de fomento de la inmigración "legal" no demuestra sino ceguera respecto de las causas fundamentales de lo movimientos migratorios.

Además, las medidas planteadas reconocen mas derechos a aquellas personas que llegan con la condición de "cualificadas", lo que no es muy compatible con la disminución de la "brecha de derechos" respecto a los trabajadores comunitarios que, para toda la inmigración, planteaba Frattini.

Añadimos pues una tercera categoría de ciudadanía o clase social al dibujo de nuestra sociedad. Ya no solo hay ciudadanos de primera y de segunda, sino que a estos últimos los degradamos, colocando a en su lugar a sus paisanos "cualificados".

Por último, El Sr. Frattini se posicionó al lado de aquellos que ven en "determinados grupos sociales y religiosos" una amenaza a los "derechos fundamentales" que son la base de Europa. Un discurso peligroso que ataca a la misma linea de flotación de la convivencia.

Olvida el Sr. Frattini que la base de dichos valores es la búsqueda de mecanismos de convivencia entre distintos países, con distintas sensibilidades y distintas necesidades. Olvida que los derechos fundamentales que trata de amortajar y defender son fruto del esfuerzo individual y social de quienes padecieron su falta. La imposición no es la vía de la convivencia ni de identificación con los valores del país de acogida.

Europa se cierra, y no solo me refiero a las fronteras, equivocándose no solo porque supone una perversión de aquellos valores que dice defender, sino porque los objetivos que dice perseguir se alejan de su horizonte.


Imagen (Bajo Licencia CC): http://www.flickr.com/photos/f/637025/

5 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

El señor Frattini "olvida" lo que le conviene porque representa determinados intereses socioeconómicos, pero él sabe muy bien que la inmigración de hoy es la consecuencia de las políticas de ayer, y que la masiva y cada vez más pobre inmigración de mañana será consecuencia de los cupos de colores que los países poderosos aplican a los menesterosos, sin olvidar, claro está, que los discriminados serán siempre carne de cañón para el oportunismo fundamentalista. He aquí un argumento que conoce muy bien el señor Frattini, pero al que él da la vuelta. ¿Por qué? Muy bien razonado post, José Luis. Saludos.

June Fernández dijo...

Dudo que el señor Frattini esté interesado en la convivencia, la igualdad de derechos y otros valores. Qué desastre todo. Enhorabuena por la entrada.

Jluis dijo...

Si... la política del mercantilismo parece tener a un "iluminado" al frente de la política migratoria.

Gracias por los comentarios. Un par de abrazos.

Martín Bolívar dijo...

Coincido con Guillermo Pardo. Pero los países ricos deberían debatir las posibilidades de ayuda a las naciones pobres. Educación, formación, becas para que los pobres aprendan a crear riqueza y a repartirlas con justicia.

Jluis dijo...

Si Martín, o cuando menos no continuar esquilmando el futuro de dichos países. Un saludo.