Quantcast De vuelta y media: De mentiras e inmigración
Cargando

jueves, 19 de julio de 2007

De mentiras e inmigración

Cuando se parte de la premisa de que las personas inmigrantes eligen el país destino en función de las prestaciones sociales que van a poder disfrutar y de los controles que las Administraciones ponen para su concesión, lo de menos es que el siguiente paso sea decir que el Estado del Bienestar peligra por culpa de la inmigración.

Supongo que en ese punto la imagen del inmigrante es la de alguien que se ha preocupado de aprender los modos de trampear a la Administración, que no viene a trabajar sino a vivir a nuestra costa.

Y sin embargo, yo desde que trabajo con personas inmigrantes, lo que me encuentro es más bien un gran desconocimiento respecto de derechos, garantías y prestaciones sociales o laborales. Poco se sabe de procedimientos y en no pocas ocasiones encuentro a personas que no han tramitado su empadronamiento o su tarjeta sanitaria por puro miedo.

Es mucha menos la gente que he conocido que haya aprendido, por lo que le han contado o lo que ha averiguado por su cuenta, que pasos hay que seguir y que derechos tiene.

Y se cuentan con los dedos de una mano los que priorizaban vivir de prestaciones, buscándole las vueltas al sistema. Desde luego son menos que los empresarios que conozco y me consta han optado por dar trabajo irregular, algo que si atenta contra el Estado de Bienestar.

Sin embargo no he pensado jamás, ni me oirán decir que el empresariado prefiere dar trabajo de modo irregular. Simplemente porque se que no es cierto, que es mentira.

Mentira como las que sirven de base la argumentación de cierto rector de cierta universidad privada española cuyo nombre omito para no dar la mínima publicidad a sus proclamas y mentiras.

Actualización: Aunque el propósito de este post no era hablar de empresarios y trabajo irregular, las circunstancias mandan y parece que lo escrito encuentra su apoyo en el documental "Sin papeles: explotado, estafado, abrasado, muerto" que esta noche se emite en España .

De la reseña en el Pais: "Muchas empresas prefieren contratar clandestinos porque los espectros legales no tienen derechos".

Imagen: What Lies Beneath http://www.flickr.com/photos/mickal/34277977/

3 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

El discurso xenófobo se va actualizando, refinando y retorciendo cada vez más, y es lógico: los números cantan, por eso no los utilizan. Buen trabajo. Saludos

June Fernández dijo...

SOS Racismo me dijo para un reportaje una verdad tan obvia y aplastante...: ¿Por qué los españoles no critican al Gobierno por no garantizar ayudas para toda persona que las necesite en vez de acusar a los inmigrantes de que las acaparan? Y estoy absolutamente de acuerdo contigo en que lo que prima entre los inmigrantes es el desconocimiento sobre los recursos a su alcance y el miedo a ser repatriados si los utilizan.

Jluis dijo...

Si Guillermo, pero te aseguro que yo no dejo de sorprenderme con la capacidad de dar la vuelta a la realidad o de obviarla a conveniencia que determinados elementos. Ya sabes "hombres de paja que usan la colonia y el honor para ocultar oscuras intenciones"

June, más aún, ¿porqué no nos preocupa que accedan a derechos más básicos como la educación, la libre agrupación o unas condiciones laborales mínimamente dignas?

Quitarle el mono de trabajo a un trabajador irregular recién accidentado, ya cadáver, y acusarle de haber entrado a robar, mientras a la vez se dice que han venido a España a vivir a nuestra costa es realmente atroz.

Gracias por vuestros comentarios.

Un abrazote.