Quantcast De vuelta y media
Cargando

martes, 19 de junio de 2012

Resucitamos por un día para mover un video en el que hemos puesto todo el esfuerzo y la ilusión



Mientras que a nivel mundial el número de personas refugiadas no deja de crecer, en España desde 2001 ser ha reducido en un 65%.

Manifestarte contra el Gobierno, no ceder al chantaje de grupos políticos o militares, haber nacido en el seno de un grupo étnico o simplemente haber nacido mujer, ser homosexual, ser albino, creer o no hacerlo... Todos ellos son motivos que obligaron a huir a las personas que se sientan frente a nosotros en CEAR.

Y, más que las historias concretas, nos resulta especialmente duro saber que éstas, son solo un pequeño porcentaje de las historias que día a día se suceden. Éstas son las historias de quienes consiguieron llegar, y aún más difícil, consiguieron entrar en España.

La política de fronteras de la UE secuestra el derecho de todas estas personas a ser protegidos. Cerrando las fronteras nos convertimos en complices.

El vínculo de la campaña http://www.cear.es/noentran/


domingo, 22 de agosto de 2010

Mil y una voces...

"Mil y una voces" es el título de un fantástico libro de entrevistas que Jordi Esteva publicó en 1998 y que se centran en los retos presentes, pasados y futuros de las sociedades árabes.

Es un texto maravilloso que el autor ofrece para descargarse gratuitamente en su web, con el único condicionante por parte del autor de conocer directamente la opinión al respecto del lector.

Sirva este pequeño paréntesis en mi letargo bloguero para recomendaros no perder la oportunidad de leer el libro y poder comentarlo después directamente con su autor.

Ahí queda...

lunes, 14 de diciembre de 2009

Por una verdadera red humana: pacto de responsabilidad social

Porque en la era de la globalización quienes tenemos acceso a la Red sólo somos el 24% de la población mundial, porque 5.100 millones de personas no tienen acceso a Internet, porque no somos la sociedad, sino sólo una parte de ella, porque no queremos ser una elite, porque no queremos sentirnos privilegiados, porque no queremos generar más invisibles y excluidos, nosotros, parte de la ciudadanía internauta, demandamos un compromiso firme y decidido para acabar con la brecha social y digital. Pedimos un verdadero pacto de responsabilidad social a los organismos supranacionales –principalmente a la ONU y la UE–, a los gobiernos central, autonómicos y locales, a los partidos políticos, a los medios de comunicación masivos y sociales, a las empresas, a las organizaciones no gubernamentales y a la ciudadanía en su conjunto para que:
• El acceso a la información y el conocimiento, y a las herramientas tecnológicas sea un derecho universal amparado por legislaciones locales, estatales y supranacionales, y apuntalado por la ciudadanía.

• Ese derecho no sea monopolizado por quienes crean, sirven y gestionan los medios, las herramientas y las propias obras, ni una concesión a quienes se les reconoce un privilegio previo pago de los servicios y herramientas de acceso al conocimiento global.

• La Sociedad de la Información y el Conocimiento se construya pensando en beneficios sociales, priorizando cuestiones claves como son la educación, la solidaridad, la pluralidad y la integración. Mal va la Sociedad de la Información y el Conocimiento si sólo pensamos en cómo unos pocos pueden acaparar y gestionar el poder y monetizarlo, si únicamente existen motivaciones económicas, de facturación, de mercado, de ocio y de entretenimiento.

• Acabemos con la exclusión de millones de personas en el mundo real y en la Red de redes. Porque todas ellas corren un alto peligro de absoluta invisibilidad. A quienes sufren exclusión podemos hacerlos visibles en la vida cotidiana y también aquí, en la Red de redes.

• Demos acceso, herramientas y visibilidad a quienes intermedian entre la sociedad acomodada y la necesitada.

• Frenemos la peligrosa endogamia en Internet y la disociación cada vez mayor del ecosistema online respecto al mundo real. Porque percibimos un desligamiento acelerado de los asuntos que no atañen directa o indirectamente a la Red y a sus miembros.

• Los medios de comunicación masivos y tradicionales, y la blogosfera asuman conjuntamente un compromiso de responsabilidad social. Nos confundimos si pensamos en imponer un único pensamiento en lugar de buscar el diálogo que permita poner en común acciones que aseguren el progreso en el Estado del Bienestar, la cohesión y la sostenibilidad.

• Los periodistas recobren la responsabilidad social y ética que se le presupone al periodismo. Difícilmente construiremos una Sociedad de la Información y el Conocimiento con ruido, confusión y desinformación. Pedimos rigor y también más y mejor información social.

• Todos pensemos en clave social. Pensar en clave social es pensar en el acceso universal a Internet y a todas las herramientas tecnológicas, pero también lo es dar visibilidad y espacio a los colectivos y problemas del mundo real, presionar en el mundo físico y en Internet para que paremos el suicidio colectivo del cambio climático, para que todo el mundo tenga acceso universal a la sanidad, a la educación y a la información, para que a nadie le falte comida ni agua, para que todas las personas tengan derecho a una vivienda y a un trabajo dignos, y a una remuneración justa por su trabajo, para que se respeten los derechos laborales, de las mujeres, de los menores, de las personas mayores, de los inmigrantes, de los desplazados y refugiados, de los enfermos, de las minorías, de las comunidades locales, de todas las razas, lenguas y culturas, y de nuestro medio natural. Pensar en clave social y actuar consecuentemente en el mundo físico y en Internet.

• Cerremos brechas económicas, generacionales, culturales, de género, geográficas y tecnológicas.
Actuemos por construir una verdadera red humana. Porque cada persona excluida en el mundo real y en el ecosistema online es un fracaso de todos nosotros.

Vía: Kabila

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Resucito por un instante para hacerme eco y sumarme a la denuncia contra el control y la imposición extrajudicial en Internet.

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, publicado en el blog de Enrique Dans:

"Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Vía El Ventano

lunes, 19 de octubre de 2009

Bloody Bicycle



La brutal inhumanidad de la guerra me resulta descarnadamente explícita en esta imagen.

Ese poder de la violencia para tambalear los cimientos de cuanto entendemos por  humano se multiplica cuando impregna la vida cotidiana. Los escenarios y objetos que nos son familiares, al ser marcados por las heridas de la destrucción, quedan grabados en nuestra conciencia más que muchas palabras y argumentos.

La fotografía es de Annie Leibovitz, quién haciendo un paréntesis en su papel de aguda y complaciente retratista de la alta sociedad norteamericana, se embarcó en 1994 de la mano de Susan Sontag en un viaje a Sarajevo.

El joven que conducía la bicicleta cayó abatido por un proyectil de mortero justo delante del coche de fotógrafa. Su sangre es hoy testimonio de una creciente realidad. Las batallas se han trasladado a las ciudades porque la destrucción de la moral es tan rentable como la destrucción de cualquier arsenal.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Trabajo Decente y sin muros

Hoy más que ayer las condiciones laborales corren  riesgo de ser rebajadas. Hoy más que ayer, el trabajo digno necesita que nos posicionemos y lo protejamos de los nubarrones que hace tiempo se aproximan por el horizonte.

Y con "trabajo digno" me refiero al desarrollado en un entorno que, frente a la óptica empresarial que entiende a las personas como herramientas, defienda una visión en la que el instrumento es el trabajo y las personas son el objeto último sobre cuyas necesidades se han de articular normas y estructuras.

La crisis económica, que no debemos olvidar es fruto de la codicia desbocada de quienes manejan los resortes de la economía, está sirviendo de argumento para exigir recortes en los derechos y las condiciones laborales.

El actual modelo persigue un crecimiento que se ha destapado como insostenible y basado en espejismos de seguridad y control. Un modelo que se apoya en una creciente desigualdad global y que, ahora confía en perpetuarse a costa de hipotecar la seguridad y los derechos laborales de quienes no participaron en la quiebra.

La Confederación Sindical Internacional, como el año pasado, vuele a convocar una jornada de movilizaciones en defensa del Trabajo Decente y, como el pasado año, considero importante hacerme eco de la misma.

Aunque este año con precisiones.

No niego que para parte del colectivo empresarial las personas inmigrantes son  mano de obra  dócil y barata. Pero tampoco comparto, y no soy el único, la actitud a ratos pasiva, a ratos ambigua y a ratos abiertamente hostil, de los sindicatos ante el acceso a mercado laboral de personas inmigrantes.

Los recortes de las condiciones laborales se han de enfrentar en ámbitos de negociación, reivindicación y presión, pero nunca apoyando la limitación en el acceso a las mismas oportunidades de quienes buscan trabajar. Vengan de donde vengan.

Dejar a las personas inmigrantes al margen en la defensa de los derechos laborales es dar la espalda a la razón de ser de los sindicatos y supone hipotecar su credibilidad ante quienes son, pese a quién pese y a pesar de los muros, ciudadanos y trabajadores como nosotros.

Por ello, si. Trabajo decente y sin muros. Por eso, si, allí estaré.

Vía: Otro mundo es posible.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Y como has llegado aquí?

Gracias a Alonso Ávila he conocido un interesante proyecto que, vía web, recoge los motivos, expectativas, añoranzas y satisfacciones de personas inmigrantes establecidas en Andalucía.
La posibilidad de reducir a otra persona a una imprecisa imagen cargada de ideas preconcebidas se complica cuando escuchas, o en este caso, lees sus opiniones, esperanzas y desengaños. Es muy distinto cuando se tiene un espacio y una posibilidad para decir: soy yo, soy así y así he llegado hasta aquí.
Las historias en primera persona derriban muros y ayudan a desdibujar los estereotipos.
Desde marzo pasado hasta hoy una treintena de personas de diecisiete países han tenido ese espacio gracias a este proyecto cuyo éxito completo pasaría por que esas voces puedan llegar a quienes les miran desde la otra acera sin intención de replantearse sus prejuicios.
Todo se andará. De momento a mi me parece una iniciativa a destacar y compartir.

viernes, 4 de septiembre de 2009

El contraste más allá de las luces y las sombras


Una imagen cargada de paz, pero capaz de inquietar conciencias no fosilizadas.
Es el retrato, firmado por Maysun Abu-Khdeir Granados, de un "Bebé palestino realojado tras la destrucción del campo de refugiados de Naher el Bared. Líbano. 2007.", y resultó ganador del concurso FotoActivate organizado por InspirAction.
No me gusta la tendencia a abusar de las fotografías de menores como resumen de realidades y conflictos que tienen muchos más vértices. No me gusta que el margen de reacción ante estas realidades se limite a la compasión...
... pero me gusta esta imagen. Quizá sea porque está cargada de contrastes que van mas allá de las luces y las sombras.

lunes, 31 de agosto de 2009

El cuento no ha cambiado tanto

En aquellos primeros cuentos de mi infancia, los castillos estaban rodeados por fosos que ayudaban a tener a raya a las visitas inoportunas.

Fuera, más allá de los muros de los castillos, imaginabamos indómitos desiertos, peligrosos bosques y múltiples personajes empeñados en complicarle la vida a quién tratase de acercarse.

Hoy el cuento no ha cambiado tanto. Más allá de los muros de la Europa Fortaleza sigue habiendo desiertos que resecan la esperanza y bosques plagados de alimañas y ogros subcontratados para controlar los excesos de ilusión.

Hoy sigue habiendo brujos, brujas, magos y hechiceras que, desde la política y los medios, transforman las palabras en mazas. Convierten lo claro en turbio y levantan muros invisibles más poderosos que aquellos de piedra.

No, el cuento no ha cambiado tanto. La Europa Fortaleza tiene hoy en el Mediterráneo y el Atlántico su particular foso.

Quién podía sospechar que diese para tanto.

United for Intercultural Action es una organización europea que, entre otras iniciativas, se ha empeñado en documentar la identidad de quienes han perdido la vida tratando de llegar a Europa. Su listado supera los 13.000 nombres.

Y no son todos. En 2006 se calculaba que solo se tenía constancia de una de cada tres muertes acontecidas en aguas del estrecho, o camino de Canarias. Y estos eran cálculos oficiales que quedan muy lejos de lo apuntado por algunas organizaciones.

Mientras de puertas para adentro la música sigue sonando en los salones del castillo.

El cuento no ha cambiado tanto...

Imagen (bajo Licencia CC): Bodiam Castle (Fozzeee)

jueves, 27 de agosto de 2009

La Esperanza aquí y la de allí

Nunca me paré a pensar en la "esperanza" como un valor. Nunca se me ocurrió verla como una de aquellas cualidades que consideramos están por encima del resto y anhelamos poseer.

Y creo que por ello me detuve y volví a leer la frase de Enhamed Mohamed, campeón paralímpico de natación, que recoge Juan Manuel Pardellas en la última entrada de su, siempre revelador, blog:
"estamos viviendo una falta de valores en muchos aspectos; uno para mí muy importante es la esperanza y poder ganarse la vida de la mejor manera posible"
La "solidaridad", el "compañerismo", la "perseverancia", la "tolerancia" o incluso la "ambición" forman parte de ese conjunto de siluetas, más o menos nítidas, que dibujan la línea de nuestro horizonte.

Se habla de educar en la tolerancia, de fomentar la "capacidad de trabajo" o potenciar la "comunicación", pero nada se dice de educar, fomentar o potenciar la esperanza

Aquí, en esta parte del mundo, la "esperanza" rara vez se aborda como uno más de los valores que anhela nuestra sociedad.

Quizá, aquí, la disponibilidad y el fácil acceso a los recursos básicos o las múltiples posibilidades de elección respecto al que y el como conseguir nuestros anhelos haya relegado, a la esperanza a un segundo plano. Tal vez aquí la "esperanza" a sido desplazada por el "optimismo", menos trascendental y más publicitario.

Y quizá, allí, en la otra parte del mundo, la falta de expectativas y la necesidad de confiar, pasando por encima de la experiencia inmediata, en un futuro mejor traiga a la esperanza a un primer plano. Allí la esperanza es una necesidad.

Enhamed Mohamed es de origen saharaui, un pueblo que ha hecho de la esperanza y el tesón una coraza contra el desinterés de la comunidad internacional y un baluarte en el que proteger cuanto de orgullo y dignidad hay en su mirada.

Nota: buscando una ilustración para esta entrada descubro que como eslogan para la campaña de Obama eligieron precisamente "esperanza". No cambio de opinión. Su "esperanza" simplemente era pasar página.

Imagen (bajo licencia CC):
it's superman (Dude Crush)